El blog de Pepe Promedio

Venta de terrenos: claves para lograrlo y cómo invertir la liquidez

Es probable que tengas un terreno y no sepas muy bien qué hacer con él. Tal vez has recibido en herencia una parcela pero no vas a sacar ningún partido de ella. Los terrenos son un patrimonio que, muchas veces no sabemos cómo rentabilizar. Por eso, en este artículo te contamos más sobre la venta de terrenos, qué puedes hacer con un terreno adquirido o heredado que ahora mismo no sabes muy bien cómo mover.

Quizás, la primera idea que te viene a la cabeza es la venta de terrenos. Pero, podría ser que tuvieses un especial cariño por esa finca y no quisieras deshacerte de ella. Entonces, ¿cuáles son las opciones? Además de vender, puedes rentabilizar la propiedad y obtener liquidez. Te lo explicamos todo a continuación.

New Call-to-action

Cómo vender un terreno rápido: Trucos

Conoce tu terreno

Una de las claves para vender es conocer a fondo el bien o producto que se vende. Así que si te decides por la venta de terrenos para deshacerte de una parcela o finca que no aprovechas productivamente, ponte a estudiar.

Aprende todo lo que puedas sobre la propiedad, además de los metros cuadrados y dónde está ubicada, investiga la zonificación y el valor promedio del metro cuadrado o lote. Además de acercarte al ayuntamiento para obtener información, pregunta a los vecinos cuáles creen que son los pros y los contras de ser propietario de un terreno en ese lugar.

El objetivo es aprender todo lo posible sobre la finca para ofrecerle a los posibles compradores información detallada sobre todo su potencial.

Calcula el valor de la propiedad

Una de las claves de la venta de terrenos es ser realista y calcular el valor real de la propiedad. Para vender rápido, el precio debe estar ajustado al mercado. Por otro lado, escucha todas las ofertas.

Publica anuncios en páginas específicas

No es mala idea poner un anuncio en línea para ofertar la propiedad. Eso sí, no te centres en las páginas para la venta de terrenos más populares, una vez que tienes un anuncio listo, puedes compartirlo a través de otras páginas, incluidas las regionales y locales.

Una vez tengas publicado el anuncio, aprovecha las redes sociales y comparte con tus conocidos, ellos pueden ayudarte a difundir el mensaje entre sus contactos. De este modo, llegas a más gente.

Prepara el terreno para la venta (ponlo bonito)

La apariencia del terreno es muy importante, un espacio armónico, bien organizado y limpio te ayudará a que los posibles compradores tomen una decisión más rápida basada no tanto en razones objetivas como emocionales. Una de las claves de este punto es la despersonalización, para que quien visita la finca sienta que puede hacerla suya fácilmente.

La importancia de unas fotos de calidad

Elige el mejor día y la mejor hora para que la iluminación esté de tu lado y las fotos que obtengas sean de mejor calidad. Juega con los ángulos y fotografía cada detalle, para que el posible comprador pueda hacerse una idea lo más exacta posible del estado del terreno.

Descripción detallada de los beneficios que puede dar el terreno

En el anuncio de venta, debes incluir todo lo averiguado en la fase de investigación del terreno. Aunque se haya utilizado para algo concreto, por ejemplo, para cultivar frutales, debes incluir otras posibilidades.

Mantén el anuncio actualizado

No dejes de estar pendiente del anuncio y realiza los cambios oportunos para hacerlo más atractivo. Por otro lado, si observas que con el precio de salida no recibes ofertas, modifícalo bajando el precio en pequeños tramos para ver si empiezas a tener interesados.

He completado la venta de terrenos, ¿ahora qué puedo hacer con el dinero?

Después de seguir los consejos anteriores, has logrado completar la venta de terrenos. ¿Y ahora, qué puedes hacer con esa liquidez? Lo primero que debes pensar es en qué destinarás el dinero, cuál es la meta financiera. Podría ser comprar una vivienda, complementar la jubilación o hacer un fondo para los estudios de tus hijos.

Si tu objetivo es reinvertirlo en el corto plazo de tiempo, quizá lo mejor es mantener ese dinero en tu cuenta, pues no contaría con mucho tiempo para obtener rendimientos. Sin embargo, si la meta financiera es a más largo plazo, los expertos apuntan a opciones más allá de la renta variable. Todo depende del riesgo que estés dispuesto a asumir y de tu perfil inversor.

  • En cuanto al porcentaje a invertir, dependerá de ti, de cuánto vas a poder aguantar las posibles caídas temporales.
  • Invierte de manera periódica, no todo de una vez, para aprovechar que los precios de entrada se suavizan y se reducen las posibilidades de comprar en el peor momento. Lo mejor es tantear el riesgo poco a poco. Por ejemplo, establece cinco partes y deja siempre una en liquidez, para tus necesidades a corto plazo. El resto puedes invertirlas de diferente formas, siguiendo los consejos de tu asesor financiero. 
  • Evita los productos de menor liquidez o que tengan penalizaciones al retirar el dinero, como los planes de pensiones o rentas vitalicias.
  • Aprovecha la experiencia de tu asesor y explora las posibilidades de los fondos de inversión.

Rentabiliza el terreno sin venderlo

Si no quieres vender el terreno, también puedes rentabilizarlo reconvirtiéndolo en un negocio familiar. Te damos algunas ideas que puedes aplicar después de cerciorarte de los usos permitidos para ese terreno (consúltalo en el ayuntamiento):

  • Cultiva setas, champiñones u otros hongos comestibles. Puede resultar en un negocio muy lucrativo.
  • Destina tu terreno a la venta ambulante o un espacio para foodtrucks. Si tienes un espacio llano y bien localizado, puedes alquilarlo a vendedores ambulantes de todo tipo.
  • Si el terreno está en plena naturaleza, diseña un campamento turístico. Un camping puede ser un negocio muy rentable y reacondicionarlo no implicará una gran inversión.
  • Alquila el espacio para eventos al aire libre. Un terreno rústico y accesible puede ser un buen lugar para celebrar reuniones, eventos culturales o sociales de todo tipo.
  • Emprende una granja de aves o una de lombrices. Es un negocio que requiere poca inversión y un espacio fresco con relativa sombra. Aunque no te lo parezca, las lombrices tienen muchas salidas comerciales: materia prima para alimentos de animales, cebos para pesca o para la agricultura.
  • Alquila el terreno para colocar antenas, turbinas o paneles solares.

Las opciones son muchas. Ya sea que quieras o no cerrar la venta de terrenos, has comprobado que ambas opciones pueden ser muy rentables. En cualquier caso, la clave está en qué hacer con la liquidez obtenida en cada caso. Por eso, como siempre, te recomendamos que te dejes asesorar por un experto para decidir qué opciones son más rentables para ti y cuáles te darán mejores beneficios.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.