El blog de Pepe Promedio

¿Qué es el IVA? Conoce uno de los impuestos más habituales

Para aquellos que no son expertos en finanzas la fiscalidad es un tema que se aborda siempre con un poco de “miedo” debido al desconocimiento sobre la materia. Pero en realidad los impuestos no son tan complicados de entender.

De hecho, sería recomendable que todos entendiéramos bien todos y cada uno de los tributos que tenemos que pagar. Así sabríamos de verdad qué es lo que estamos pagando en cada caso concreto.

Existe un impuesto en especial que pagamos todos los días, incluso varias veces, y que aún así resulta desconocido para muchas personas. Por eso, hoy vamos a ver qué es el IVA.

New Call-to-action

¿Qué es el Impuesto sobre el Valor Añadido?

Se define como un impuesto indirecto que grava el consumo. Es decir, es un impuesto que nos aplican cada vez que compramos un producto o contratamos un servicio.

Imagina que vas a comprar una lavadora que la tienda quiere vender a un precio X. Sobre ese precio el establecimiento está obligado a aplicar un determinado porcentaje en concepto de IVA (en este caso será un 21%). Así que el precio final para ti será de X+21%.

Ese porcentaje que has pagado de más sobre el precio que realmente quiere ganar el establecimiento no se lo queda la tienda, sino que la misma queda obligada a retenerlo e ingresarlo a Hacienda una vez finalizado el trimestre.

Si te fijas, la coletilla de IVA incluido la vemos en prácticamente todos los tickets. Esto implica que la inmensa mayoría de los productos y servicios que compramos llevan añadido este impuesto cuyo objetivo final es proporcionar recursos económicos al Estado.

Tipos de IVA

  • Tipo general: se aplica a la práctica totalidad de bienes y servicios y es del 21%.
  • Tipo reducido: es del 10% y se aplica con respecto a bienes y servicios que se consideran esenciales o especialmente importantes. Por ejemplo, en la factura del agua, en la venta de productos agrícolas, transporte de viajeros, servicios de hostelería y restauración, importaciones de objetos de arte, etc.
  • Tipo superreducido: es del 4% y se aplica en el caso de productos considerados de primera necesidad como los alimentos no elaborados, los medicamentos, las prótesis o los servicios de teleasistencia.

¿Quiénes intervienen en el IVA?

Ahora que tenemos más claro qué es el IVA debemos hacer una aproximación a los sujetos que intervienen en este impuesto.

Por un lado tenemos a los contribuyentes, es decir, los que deben pagar el impuesto. Esto no tiene mucha complicación, todos estamos obligados al pago del IVA.

Por otro lado están los sujetos pasivos, que son los encargados de recaudar el impuesto e ingresarlo luego en Hacienda. Son los empresarios y profesionales que realizan actividades sujetas a este impuesto.

Estos empresarios deben guardar el IVA repercutido a sus clientes e ingresarlo en Hacienda. Sin embargo, no siempre van a ingresar toda la cantidad recaudada.

Al IVA devengado (o repercutido) hay que restarle el IVA soportado por el propio empresario al adquirir bienes o servicios gravados con este impuesto y destinados a su negocio. La cantidad resultante es la que se debe ingresar.

Lo vemos con un ejemplo:

Pepe tiene una pequeña ferretería y en este trimestre ha recaudado en concepto de IVA por los productos vendidos 700 €. Sin embargo, el negocio también le genera a Pepe gastos que están gravados con IVA. Ha pagado 45 € en concepto de IVA de la luz, 7 € de IVA de material de oficina y 30 € de IVA del agua del local.

Pepe puede descontar de la cuantía de IVA que ha recaudado de sus clientes (el IVA devengado o repercutido, que son 700 €) el IVA que él ha tenido que soportar para hacer frente a los gastos de su negocio (45+7+30= 82).

700 – 82 son 618, así que esta es la cantidad que deberá ingresar Pepe en Hacienda al finalizar el trimestre.

Conocer bien el IVA y sus diferentes tipos te puede ayudar a la hora de tomar tus decisiones de compra y valorar si de verdad necesitas o no un producto o servicio antes de adquirirlo, ahora que sabes que vas a pagar por él hasta un 21% de su precio real.

Aprender a controlar tus gastos en el día a día y gestionar tu economía es el primer paso para conseguir la libertad financiera. Si necesitas ayuda para conseguirlo, no dudes en consultar con expertos en la materia.

New Call-to-action

 

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.