El blog de Pepe Promedio

¿Qué cubre un seguro de vida?

“Espera lo mejor, pero prepárate para lo peor”. Este concepto tan simple es la base de una correcta planificación financiera. De igual modo que no te planteas construir una casa sin unos buenos cimientos, no puedes comenzar a caminar hacia tu Libertad Financiera sin una correcta protección de ingresos, normalmente, traducido a una herramienta concreta: un buen seguro de vida.

A lo largo de nuestra vida se nos pueden presentar un sinfín de imprevistos cuya consecuencia inmediata es que nuestros ingresos se vean comprometidos y con ellos la economía familiar: una enfermedad grave, un accidente…Adquirir el seguro de vida adecuado puede significar una importante diferencia para ti y tu familia.

El seguro de vida es el elemento más importante del plan financiero para toda aquella persona cuyas responsabilidades aún dependan de sus ingresos por trabajo. Por desgracia, dada la connotación negativa de este producto financiero, la gran mayoría de personas no saben ni quieren saber qué es y para qué sirve un seguro de vida. En este artículo te explicamos qué es y por qué es importante tenerlo en cuenta a la hora de elaborar tu plan financiero.

New Call-to-action

Qué es un seguro de vida y para qué sirve

Para comprender qué es un seguro de vida, tan solo es necesario realizarse esta pregunta: ¿Qué ocurriría con mi familia, con la hipoteca, con el colegio de los niños, etc..si yo no pudiera contribuir con mis ingresos a la economía doméstica?

El propósito de un seguro de vida

Lo primero que debemos tener claro es que el nombre no está del todo bien puesto. El seguro de vida no cubre la vida, sino la muerte. Su propósito principal es proteger a la familia en caso de fallecimiento prematuro de las personas o persona responsables de la economía familiar.

El seguro de vida debería proteger los ingresos potenciales de la persona que contrate el seguro en el transcurso de su vida. La posibilidad de perder la capacidad de ganarlos es lo que cubre el seguro, y lo que lo convierte en algo fundamental.

Como en el caso de otros seguros, el de vida es una cobertura del riesgo, que en este caso es que el tomador fallezca demasiado pronto.

¿Quiénes necesitan tener un seguro de vida?

Las personas que tengan obligaciones económicas; es decir, aquellos que tengan personas a su cargo que dependan de sus ingresos —como lo pueden ser los cónyuges y los hijos que no generen sus propios ingresos—. Por lo tanto, aquellas Aunque a priori se puede deducir por este razonamiento que las personas solteras y sin hijos no necesitarían ningún seguro de vida, es importante tener en cuenta que esta afirmación cambia si existen deudas que puedan heredar otras personas. Aún no siendo necesaria una cobertura por fallecimiento sí es interesante en estos casos cubrir la Invalidez.

¿Por qué se debería adquirir un seguro de vida?

Tener un seguro de vida puede ser crucial en tu vida y la de tu familia. Adquirir un seguro de este tipo puede afectar de un modo considerable el futuro de la unidad familiar al menos por tres motivos:

  • En caso de fallecimiento de alguno de los cónyuges, tener un seguro de vida puede significar la diferencia entre mantener el nivel de vida o caer en el desastre económico.
  • Si la protección del seguro es insuficiente, la familia puede colocarse en una posición vulnerable y verse obligados a desistir de sus metas a largo plazo; por ejemplo, que los hijos vayan a la universidad. Así que el seguro de vida protegerá esos planes a largo plazo.

El seguro de vida no tiene por qué ser un producto financiero que tengamos contratado siempre. De hecho, lo ideal es que se trate de un seguro temporal que se acomode al ciclo de vida de la familia según convenga:

  • Cuando se es joven: se debe adquirir un seguro temporal cuya duración sea el equivalente al tiempo en el que las responsabilidades y obligaciones sean superiores al ahorro acumulado, y siempre acompañando dicho seguro con  una aportación de dinero a un programa inversor que le permita ir acumulando capital. La prima del seguro es conveniente que sea nivelada pues se mantendrá en el tiempo mientras en las anuales renovables aumentan.
  • Cuando se es mayor: quizás la cobertura de un seguro de vida sea menos necesaria. Si se ha ahorrado de forma sistemática, debería haber una suma considerable de dinero acumulado en la economía familiar. En este caso se ha logrado el autoseguro.

¿Cuánta cobertura es necesaria?

Los datos que manejan los expertos señalan que la mayoría de tomadores de este tipo de pólizas deberían tener más cobertura de la que tienen. Por establecer una pauta, podríamos decir que una buena cobertura es entre cinco y diez veces sus ingresos anuales, según los activos en efectivo, el estilo de vida y el número de personas a cargo.

Acuérdate de tener en cuenta estos consejos:

  • Las contingencias que cubra el seguro deben ser las más amplias posibles: enfermedad, accidente…y por supuesto, Invalidez Absoluta Permanente. Ésta última afecta de manera más negativa si cabe a la economía familiar.
  • Habla con un experto, hay seguros cuyas coberturas te harán ahorrar en otro tipo de herramientas financieras o aseguradoras: por ejemplo, un buen seguro de vida tendrá como cobertura adicional un anticipo para gastos de sepelio, por lo que nos evitaríamos contratar un producto tan poco recomendable como es el “seguro de decesos”.

Seguros de vida en el mercado

Actualmente, el sector financiero y asegurador cuenta con un gran número de compañías que ofrecen seguros de vida. Reciben nombres diversos en función de su objetivo (cubrir fallecimiento o jubilación, es decir, riesgo de muerte o de superviviencia): plan de jubilación, póliza de ahorro-vida, seguro universal… A pesar de la cantidad de nombres que quieran ponerles, los seguros de vida se dividen en dos grandes tipos básicos:

  • Seguro temporal: Proporciona protección contra fallecimiento en un periodo determinado. La prima inicial es baja y ahí radica su atractivo para las familias jóvenes.
  • Seguro permanente: También llamado de capitalización se basa en la creencia de que se necesita un seguro de vida durante toda la vida. Por lo general, es un producto combinado de dos prestaciones: una póliza de seguro de vida y algún tipo de ahorro o inversión.

Con toda la información en la mano y con la ayuda de un asesor, podemos pensar qué tipo de seguro nos conviene tener y por qué cuantía para asegurar el futuro financiero de la familia. No lo pienses, hazlo. ¡Evita los riesgos!

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.