El blog de Pepe Promedio

Puntos clave de la fiscalidad de los planes de pensiones

Se habla mucho de los planes de pensiones como manera de ahorrar para un futuro, ¿pero realmente conoces la fiscalidad de los planes de pensiones? Todos los bancos nos venden que lo mejor para complementar la pensión de jubilación, es hacernos un plan de pensiones. Hoy hablamos de ello, y de sus implicaciones fiscales que debes conocer.

New Call-to-action

¿Qué es un plan de pensiones?

Un plan de pensiones es un contrato mediante el cual se efectúan aportaciones, habitualmente periódicas, que se invierten en activos financieros con el fin de obtener una base de ahorro para ser cobrada cuando ocurran determinadas circunstancias, normalmente la jubilación. Es como una hucha en la que vas echando dinero todos los meses y que la rompes cuando te jubilas para poder complementar tu pensión.

¿Qué necesitas saber antes de contratarlo?

Como sabrás hay multitud de tipos de planes de pensiones y cada entidad financiera o aseguradora te ofrecerá varios de los que tiene en su cartera. Antes de contratar tu propio plan de pensiones hay algunos datos que debes tener claros:

  • Conocer la rentabilidad histórica del plan, aunque siempre teniendo en cuenta que “rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras”. Ante tanta oferta, a veces se vuelve complicado saber cuál elegir, pero deberías hacer un pequeño estudio de mercado para conocer qué entidad te ofrece las mejores condiciones a largo plazo, huyendo de las ofertas a corto plazo, salvo que ya esté cercana tu jubilación.
  • Riesgo del plan. Esto va ligado con el perfil de cada persona, si eres más o menos conservador. No obstante, también hay que tener en cuenta el tiempo que te falta para jubilarte. Si eres una persona que acaba de comenzar su carrera profesional puedes elegir un plan de pensiones más arriesgado que si te quedan pocos años para jubilarte, en cuyo caso, se tiende a elegir opciones más conservadoras.
  • Cantidad disponible para el plan. Debes haber hecho tus cuentas y tu planificación financiera de tal forma que tengas claro cuánto vas a ahorrar hoy y en qué se traducirá ese ahorro en tu futuro. Se trata de apuntar hacia un claro objetivo y concretarlo en “capital acumulado” de la forma más certera posible, para cuya labor te recomendamos el asesoramiento de un planificador financiero.

¿Cómo se rescata un plan de pensiones?

Una de las características de los planes de pensiones es que se trata de un ahorro del que no puedes disponer cuando quieras. Está pensado para cubrir las necesidades financieras tras la jubilación aunque también puede rescatarse en los siguientes supuestos:

  • Enfermedad grave
  • Desempleo de larga duración
  • Incapacidad laboral permanente
  • Fallecimiento
  • A partir de 2025 se podrán rescatar todas las cantidades aportadas cuya antigüedad en el plan sea superior a diez años.

Fiscalidad de los planes de pensiones

La fiscalidad de los planes de pensiones es la clave su éxito. Si los planes de pensiones no tuvieran una fiscalidad tan ventajosa no sería la forma más utilizada por los españoles para complementar sus futuras pensiones.

Puedes deducirte de la base imponible de tu IRPF las aportaciones que hayas realizado durante el ejercicio para tu plan de pensiones con el límite de 8.000 euros o el 30% de los rendimientos netos del trabajo personal y/o actividades económicas. Esto se traduce en un sustancioso ahorro en tu declaración de la renta.

Si aún tienes dudas sobre lo que podría suponerte de ahorro fiscal puedes hacer la prueba cuando realices la declaración de renta de este ejercicio. Puedes hacerlo tú mismo en el propio programa de Hacienda o comentarlo con tu asesor para que simule que el pasado año aportaste X cantidades a un plan de pensiones. Así podrás comparar tu declaración sin el plan y con el plan de pensiones, y decidir si este ejercicio te conviene comenzar a participar en uno, consiguiendo ese ahorro en futuras declaraciones.

Cuando se rescata el plan de pensiones, ya sea en forma de capital o renta, se considerará como rendimientos de trabajo y se integrarán como tal en la base imponible del impuesto sobre la renta. Por tanto, la ventaja fiscal se traduce en un aplazamiento de este impuesto. No obstante, al considerarse que las rentas en la jubilación suelen ser más bajas que las de un trabajador en activo, seguirás obteniendo un ahorro fiscal en el total de la operación.

Fiscalidad de los planes de pensiones versus otros productos de ahorro

Ya hemos hablado en nuestro blog de otro tipo de productos de ahorro a largo plazo: planes de previsión asegurada (PPA), Planes individuales de ahorro sistemático (PIAS), etc. y de sus características fiscales. Si estás interesado en saber más te recomendamos que leas el siguiente artículo: ¿Sabes lo que un PIAS puede hacer por tu futuro?

El plan de pensiones es una herramienta que te permite ahorrar y además beneficiarte de importantes ventajas fiscales, no obstante, siempre debes consultar con un asesor especializado, él te ayudará a encontrar la mejor combinación de productos para que puedas lograr tus objetivos.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.