El blog de Pepe Promedio

Préstamos para morosos: la nueva oportunidad en internet

Desde que la crisis económica afectó a España con toda su intensidad, el endeudamiento de las familias ha ido en aumento. De un modo progresivo, la economía familiar se ha visto perjudicada de un modo significativo. Hacer frente a los gastos que hacen posible el funcionamiento de un hogar y cumplir con las deudas contraídas con el banco se pone muy cuesta arriba.

Esta situación ha provocado la aparición de un mayor número de morosos que pasan a formar parte del archivo de morosos más famoso, ASNEF, que pone en serias dificultades la posibilidad de acceder a un crédito. Sin embargo, algunas compañías crediticias han visto una oportunidad en ofrecer préstamos para morosos. Hoy resulta más fácil que nunca conseguir un préstamo con morosidad. En este artículo te contamos en qué consisten y cómo se puede acceder a ellos.

New Call-to-action

Qué es ASNEF

Antes de saber cómo solicitar préstamos para morosos repasemos qué es ASNEF y qué implicaciones tiene aparecer en el registro. Se trata de la lista de morosos más grande de España. En esa lista aparecen todos los impagos de las organizaciones y empresas que son socios de ASNEF, desde bancos y compañías financieras hasta empresas de teléfono, gas, luz o las aseguradoras, entre otras muchas.

Este registro es la principal fuente de información de la gran parte de entidades financieras que lo consultan antes de aprobar un préstamo o crédito. Por lo tanto, si pides un préstamo y el banco no te lo concede, es probable que estés en ASNEF.

Además de este registro, existen otras listas importantes, como RAI, CIBRE o BADEXCUG:

  • La RAI colabora principalmente con bancos.
  • El CIBRE, la Central de Información de Riesgos del Banco de España, se dedica a recopilar bases de datos sobre morosos.
  • BADEXCUG es uno de los registros más activos de España que, además, ofrece una solución rápida si se quiere salir de su lista.

Cómo saber si estás en ASNEF

Dado el funcionamiento del registro y su propia burocracia, es probable que no sepas que formas parte de él. De ahí la desagradable sorpresa que puedes llevarte al pedir un crédito. Por suerte, como veremos más adelante hay entidades financieras especializadas en préstamos para morosos.

Si tu banco no te ha concedido un préstamo y tienes confianza con él, puedes preguntar si figuras en el registro de morosos. La otra opción es consultarlo en la página web de ASNEF o solicitando la consulta por mail o correo ordinario. Si quieres repasar el procedimiento completo puedes consultar el artículo titulado Cómo saber si estás en ASNEF y salir de la lista.

Prestamos para morosos: requisitos para pedir un crédito estando en ASNEF

Algunas empresas financieras y crediticias han visto una oportunidad en el mercado y ofrecen préstamos para morosos, incluso si figuran en ASNEF. Por lo tanto, sí, se puede solicitar un préstamo estando en el registro pero con algunas condiciones.

Dado que figurar en la lista de morosos implica que se tienen dificultades para responder a las obligaciones de pago, las empresas que otorgan préstamos a morosos te pondrán algunas condiciones:

  • Son préstamos con cuantías bajas. En los casos en que las cantidades prestadas sean más altas, incluirán alguna garantía que sirva de aval. Puede ser una propiedad inmobiliaria, un aval bancario o un vehículo. Por lo general, esta cuantía estará entre los 200 y los 500 euros. 
  • Deberás devolver el préstamo en una sola cuota y en el corto plazo de tiempo.
  • Debes leer bien las características del crédito, como los intereses y la cláusulas. No deberían ser más exigentes de lo normal, pero no está de más comprobarlo.

Préstamos para morosos sin aval

En internet se pueden encontrar empresas financieras que conceden préstamos sin aval a través de una solicitud completamente online. Aunque no se necesite aval sí vas a necesitar aportar alguna documentación:

  • Un documento de identificación, DNI o NIE.
  • Documento que acredite la residencia legal en España.
  • Las últimas nóminas o cualquier otro documento que demuestre que cuentas con un ingreso mensual (por ejemplo, una pensión o el paro).

Desventajas de los préstamos para morosos

Una vez que solicitas el préstamo para morosos por internet, obtendrás una respuesta muy rápidamente. Alguna de estas empresas de crédito ofrecen un plazo de 24 horas. Si tu crédito está aprobado, recibirás el dinero. 

Según las condiciones del crédito solicitado, deberás devolver el dinero en el tiempo estipulado. Para ello puedes hacer una transferencia bancaria o hacer un pago con tarjeta.

Ahora bien, si no pudieras devolver el préstamo para morosos la entidad que te lo ha facilitado puede aplicarte intereses de demora durante todo el tiempo que dure el impago. 

También puede que te enfrentes a una comisión por reclamación de posiciones deudoras. Si sigues sin poder hacer frente al pago, la empresa crediticia tratará de negociar contigo. Si después de ese proceso la deuda sigue sin saldarse, podrías enfrentarte a una reclamación del impago por vía judicial.

Los préstamos para morosos que se conceden de un modo sencillo por internet, pueden convertirse en un lastre si no puedes hacer frente a las condiciones de pago. Por lo tanto, te recomendamos que solo solicites este tipo de préstamos en caso de urgencia y solo si puedes hacer frente al pago.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.