El blog de Pepe Promedio

Préstamo familiar legal y sin problemas con Hacienda

Todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido una necesidad puntual de dinero a la que no hemos podido hacer frente, por ejemplo para comprar un coche, para pagar una deuda, etc. En estos casos no nos queda otro remedio que acudir a la financiación externa por parte de entidades bancarias o de crédito o bien recurrir al préstamo familiar.

Esta última figura es bastante habitual, pero ocurre que hay mucho desconocimiento sobre cómo se debe hacer un préstamo en favor de familiares para que sea legal y para que no ocasione ningún problema con Hacienda, que podría llegar a considerarlo un fraude o un préstamo encubierto.

Para poder llegar a entender bien esta figura es fundamental distinguir entre donación y préstamo, luego podremos profundizar en otras cuestiones como la formalización del préstamo, los intereses y posibles implicaciones en caso de herencia. Vamos a verlo todo con más detenimiento.

New Call-to-action

Diferencia entre donación y préstamo entre particulares

Si quieres ayudar económicamente a un familiar, o eres tú quien necesita esa ayuda, hay dos formas de hacerlo: a través de una donación o de un préstamo.

¿Qué es y cómo se hace una donación?

Esta figura jurídica implica darle dinero a alguien de forma desinteresada. Es decir, que ese dinero no se va a tener que devolver.

En este caso se aplica el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Cada Comunidad Autónoma regula el porcentaje que hay que pagar en concepto de impuesto, dándose además la circunstancia de que se pagan menos intereses cuanto más cercano sea el grado de parentesco.
A efectos de que todo sea legal la donación debe hacerse ante Notario en Escritura Pública y se debe liquidar después el impuesto correspondiente.

¿Qué es el préstamo familiar y cómo se hace?

Como su propio nombre indica, aquí se trata de prestarle dinero a un familiar, con la peculiaridad de que dicho dinero deberá ser devuelto.

Aunque es posible un préstamo entre familiares sin intereses, es importante que el negocio jurídico sea exactamente igual que con un préstamo normal y corriente. Es decir, que el prestatario debe devolver periódicamente la cantidad acordada.

Además, es conveniente hacer el pago de las cuotas de forma que quede constancia de que se ha realizado el mismo. Lo más habitual es recurrir a la transferencia bancaria.

¿Cómo realizar un préstamo entre particulares?

Puede haber conflicto entre préstamo familiar y Hacienda si el negocio no se documenta debidamente, por eso siempre es bueno que hagas un contrato, especialmente si supera una determinada cantidad de dinero.

El documento debe incluir necesariamente:

  • Lugar y fecha de celebración del contrato.
  • Identificación de las partes.
  • Cantidad que se presta.
  • Intereses aplicables. Si no hay intereses se especificará esto expresamente.
  • Tiempo y forma de devolver el dinero.
  • Firma de los intervinientes.

Échale un vistazo a este ejemplo de contrato de préstamo entre particulares elaborado por la OCU para hacerte una idea de cómo debe ser este documento.

En este caso se deberá presentar además en Hacienda el Modelo 600 debidamente cumplimentado, que es el que hace referencia a Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Aunque por las peculiaridades del préstamo no haya que pagar nada en concepto de impuesto, es imprescindible liquidarlo. Para ello habrá que presentar en Hacienda el Modelo 600 y tres copias del contrato.

Es fundamental guardar esta documentación, junto con la que acredite que se han pagado las cuotas del préstamo, hasta la devolución total de la deuda e incluso un poco más. No tendrás otra forma de demostrar que se trata de un préstamo familiar debidamente formalizado en caso de que Hacienda te reclame algo.

¿Se puede realizar el préstamo con un 0% de interés?

Cuando se presta dinero lo normal es que el prestatario deba devolver la cantidad prestada más una cantidad adicional en concepto de intereses, pero en el préstamo familiar no tiene que ser así necesariamente.

Una de sus peculiaridades es que no existe obligación alguna de cobrar intereses. De hecho, lo habitual es que tratándose de una relación de familia quien presta el dinero no obtenga ningún lucro. Simplemente deja ese dinero por ayudar a la otra persona.

Nuestra legislación no impide en ningún caso que se pueda hacer un préstamo familiar sin intereses, pero exige que esta condición quede expresamente recogida en el contrato.

¿Qué ocurre si el prestamista fallece antes de que se haya realizado la devolución al completo? ¿Puede influir en la herencia?

El préstamo entre familiares y herencia puede dar lugar a dudas, pero en realidad la situación no se complica demasiado. Si antes de devolverse toda la cantidad prestada fallece quien ha prestado el dinero, la cantidad que todavía quede pendiente deberá abonarse a los herederos.

En caso de que quien ha recibido el préstamo sea heredero del fallecido no tendrá ya obligación de devolver la cuantía que corresponde a su parte de la herencia. De hecho, si fuera el único heredero, la deuda directamente se extinguiría.

Si ocurre lo contrario y fallece el prestatario, entonces serán sus herederos los que deban pagar la cuantía pendiente.

En los préstamos familiares es mejor prevenir que curar

Si le prestas dinero a un familiar y no sigues los pasos que hemos indicado, Hacienda te obligará a declarar los intereses, los haya habido o no.

Para evitar posibles problemas legales lo más sencillo es hacerlo bien desde el principio. Redacta un sencillo contrato y no te olvides de indicar la cantidad de intereses a aplicar o la ausencia de los mismos. Luego, cumplimenta y presenta el Modelo 600 en Hacienda.

Con esto pasos, tanto si prestas dinero como si te lo prestan a ti, estarás en una situación totalmente legal y Hacienda no lo considerará una donación. No obstante, no te olvides de guardar los documentos que acrediten que estás haciendo la devolución en el tiempo y forma pactados.

Un préstamo familiar es muchas veces una opción más viable que acudir al banco, ya que nos permite devolver el dinero sin comisiones e incluso sin intereses.

Pero si no quieres depender de tus familiares y prefieres alcanzar la Libertad Financiera por tu cuenta, entonces lo mejor es que contactes con un asesor financiero. Así podrás conocer los conceptos básicos de ahorro y encontrar las herramientas de ahorro que mejor se amoldan a ti y a tu familia.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.