El blog de Pepe Promedio

¿Te interesa invertir en fondos cotizados?

Los Fondos Cotizados han irrumpido con fuerza en el escenario de las inversiones convirtiéndose en una herramienta de fuerte crecimiento y posicionándose como una alternativa a la inversión tradicional. Pero, ¿qué son los fondos cotizados y a qué deben su crecimiento?

A continuación, obtendrás respuestas a estas preguntas para así saber si te interesa incluirlos en tu plan financiero.

New Call-to-action

¿Qué son los Fondos Cotizados? (EFT “Exchange-traded funds”)

A diferencia de los fondos de inversión tradicionales, se trata de fondos de inversión cotizados que se negocian en mercados secundarios de valores. 

Su política de inversión consiste en replicar los movimientos de un índice. De esta forma los rendimientos que se van a obtener serán similares a los de dicho índice.

Tienen la particularidad de que funcionan en parte como un fondo de inversión y en parte como acciones. Esto es debido a que un índice imita el comportamiento de activos con una serie de características, bien sean materias primas, bonos o acciones.

En España los primeros fondos cotizados replican el IBEX35, el principal índice de referencia de la bolsa española, compuesto por las 35 empresas más grandes en el país. Actualmente podemos encontrar fondos cotizados que replican índices internacionales, como el índice NIKKEI225 de Japón.

Invertir en un conjunto de compañías al mismo tiempo, con la diversificación que eso supone, hace que invertir en fondos cotizados sea una opción atractiva para los inversores, pues reducen los costes derivados del acceso. Les evita tener que invertir en ellas una por una, ahorrándose los costes que ello supondría.

¿A qué se debe su crecimiento?

Se trata de un producto sencillo de entender, de fácil gestión, aporta información diaria, es líquido y por su gestión pasiva soporta unos costes muy bajos. Es decir, tiene todos los ingredientes para atraer a muchos inversores. Además, al ser en muchos casos unainversión muy diversificada, los riesgos son relativamente pequeños, algo imprescindible a la hora de invertir. Ten esto en cuenta y procura elegir fondos cotizados lo más diversificados posible para minimizar tus riesgos.

A continuación, podrás ver algunas características de los fondos cotizados:

  • Liquidez: las participaciones se negocian en tiempo real al igual que las acciones. El inversor puede invertir y desinvertir en cualquier momento durante el horario de negociación, con lo que gozan de una buena liquidez.
  • Transparencia: de forma inmediata y durante el horario de negociación la Bolsa calcula y difunde su valor liquidativo estimado, de tal manera que los inversores conocen en todo momento el valor y la evolución de sus inversiones.
  • Gastos de intermediación y administración de depósito: son en general más reducidos que en los fondos de inversión tradicionales. ¡Pero atención! Tendrás que disponer de una cuenta de valores con los gastos que implica, como por ejemplo los gastos generados por cada compra-venta que se realice más corretajes y cánones de Bolsa, ya que todos ellos van a incidir en la rentabilidad de la inversión.
  • Fiscalidad: el régimen fiscal es el de las acciones y no el de los fondos. En el momento de vender y obtener ganancias, deberás declarar las plusvalías que se han generado por ganancia patrimonial. No pueden ser objeto de traspaso, es decir, no podrá diferirse la tributación por las plusvalías al cambiar de fondo como sí sucede en los fondos tradicionales.
  • Diversificación: permite participar en los principales mercados, incorporando un conjunto de valores y diversificando la inversión. Por tanto es una herramienta extraordinaria para reducir la volatilidad. Cuidado, según el fondo, puede estar más o menos diversificado. Comprueba este punto antes de invertir.
  • Accesibilidad: Es posible acceder a ellos con pequeños capitales, democratizando el acceso, y ser tratado igual en términos de gastos que un gran inversor.
  • Dividendos: los partícipes tienen la posibilidad de recibir dividendos periódicamente (de forma anual, trimestral, etc.).

¿Puede ser interesante que formen parte de tu Planificación Financiera?

Para decidir si te interesa invertir en fondos cotizados, tendrás que determinar no sólo las características del producto y su grado de notoriedad o crecimiento. Debes que tener también en cuenta los siguientes aspectos:

  • Tu grado de conocimiento del producto, ya que se pueden replicar muchos índices y no todos cumplen con una suficiente diversificación. En este sentido es imprescindible contar con un asesor adecuado que valore el grado de diversificación (número de activos, sectores, zonas geográficas).
  • Tu perfil inversor, es decir, tu grado de conocimiento en las inversiones, el horizonte temporal en el que realizarás la inversión.
  • Tu plan personal a corto, medio y largo plazo.
  • La fiscalidad de los ETF. Es similar a la de las acciones, y no a la de los fondos de inversión tradicionales. De manera distinta a cómo se procedería en los fondos de inversión, el traspaso entre diferentes ETF, sí se penaliza debido a que no se puede movilizar de un fondo cotizado a otro. En este sentido, tienes que valorar si existen vehículos financieros con mejor fiscalidad que los fondos cotizados.
  • Tu objetivo y horizonte temporal de la inversión serán determinantes para elegir el tipo de vehículo financiero. Consulta con un asesor la idoneidad de este producto teniendo en cuenta tu objetivo y tu horizonte temporal.
  • Si ya dispones de un Fondo de Emergencia para afrontar inconvenientes que puedan presentarse en tu vida diaria sin tener que retirar tus fondos de los ETF, y poder mantener la inversión a largo plazo.

Ten en cuenta que tu objetivo es integrar un vehículo financiero a tu Plan Financiero Personal y no al contrario.

Como hemos visto, la disparidad de productos financieros hace necesario contar un asesor, ya que son necesarios unos amplios conocimientos en esta materia para optar por el tipo de inversión más conveniente en cada caso.

La optimización de tus recursos económicos definidos en un Plan Financiero determinará en cada momento la combinación de diferentes vehículos financieros con dos objetivos en mente; en primer lugar, que consigas para ti y tu familia bienestar económico durante el camino y, en segundo lugar, lograr la libertad financiera en el futuro.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.