El blog de Pepe Promedio

¿Estás preparado para invertir en bolsa?

Si tienes dinero ahorrado es posible que estés pensando en hacer una inversión. Quizá poner en marcha un negocio, comprar una vivienda y alquilarla o bien invertir en bolsa, una opción que puede ser muy rentable a largo plazo.

Pero ¿estás preparado para invertir? Para poder hacerlo necesitas saber cómo funciona la bolsa y contar con asesoramiento experto. 

Por nuestra parte, vamos a ayudarte con algunos conceptos que debes conocer y que te ayudarán a tomar la decisión de inversión más adecuada.

New Call-to-action

¿En qué consiste?

La inversión en bolsa implica la compra de títulos de renta fija (pueden ser bonos, obligaciones o letras) o bien de títulos de renta variable (acciones) a través de intermediarios autorizados.

El valor de esos títulos fluctúa a medida que lo hace el mercado, lo que puede hacer crecer o menguar la inversión inicial realizada.

¿Cómo se invierte?

Como particular no puedes invertir en bolsa directamente, ya que no estás autorizado para ello. Vas a tener que contar necesariamente con un intermediario, que puede ser una agencia de valores o una entidad de crédito.

Es especialmente importante que te asegures de que el intermediario elegido está autorizado para operar en bolsa, así evitas fraudes. La base de datos de la CNMV te puede servir de ayuda en estos casos, indicándote si la entidad que se ha ofrecido a operar como intermediaria está realmente autorizada.

¿Cuánto dinero invertir?

Cuando se trata de aprender a invertir en bolsa  una de las dudas más habituales es la cantidad de dinero que se debe poner en juego.

Lo que te aconsejamos es que inviertas una cantidad que sepas que no vas a necesitar a corto plazo. Así reducirás el riesgo de verte obligado a vender por una necesidad puntual de dinero y acabar obteniendo un rendimiento menor al esperado o incluso perdiendo todo o parte del capital invertido.

No hay una cantidad concreta, pero ten en cuenta que no siempre invertir más dinero implica obtener una mayor rentabilidad. Una pequeña inversión pero bien realizada te puede resultar más beneficiosa que una grande en un activo que no sea lo suficientemente rentable.

A la hora de decidir la cantidad que vas a invertir tienes que valorar:

  • Que puedas obtener una rentabilidad que te resulte aceptable.
  • Que lo que ganes compense los gastos de entrada y salida (no olvides que tu intermediario te cobrará una serie de comisiones, invertir no es gratis).
  • Repartir el capital a invertir en diferentes sectores, países y mercados (no pongas nunca todos los huevos en la misma cesta). Así disminuyes el riesgo.
  • La cobertura de divisas. El cambio monetario puede afectar a lo que ganes realmente.

¿Cómo funciona la bolsa, cómo se obtienen beneficios?

Al hacer una inversión bursátil puedes obtener ingresos de dos formas diferentes:

  1. Comprando acciones de una compañía y vendiéndolas cuando su valor haya subido. Esto es lo que se conoce como plusvalías.
  2. A través de los dividendos, que son los beneficios que las empresas reparten entre sus accionistas. Cuidado con esto, las compañías no están obligadas a repartir dividendos y, en caso de hacerlo, pueden elegir si pagan el dividendo en efectivo o con más acciones.

Fiscalidad de las inversiones en bolsa

Fiscalidad de los dividendos

Estamos ante un caso de rendimientos de capital mobiliario que forman parte de la base imponible del ahorro, aunque te puedes deducir los gastos de administración y depósito de las acciones.

Fiscalidad de la venta de acciones

Se computan con las ganancias y pérdidas patrimoniales y tributan de forma general, esto es:

  • Hasta 6.000 € tributan un 19%.
  • De 6.001 a 50.000 € tributan a un 21%.
  • Más de 50.001 € tributan al 23%.

¿Qué riesgos supone la inversión en bolsa?

Ya hemos visto en más de una ocasión que toda inversión implica un riesgo. Si decides poner tu dinero en bolsa debes asumir primero que es posible que pierdas dinero. No existe garantía alguna de que ganarás dinero ni de que recuperarás lo que has invertido. La bolsa es una inversión con riesgo.

Los mercados son bastante inestables y se pueden ver afectados por múltiples factores, como las decisiones políticas y económicas. De ahí que invertir en bolsa requiera por tu parte:

  • Esfuerzo.
  • Preparación.
  • No delegar las decisiones de inversión totalmente en terceros.
  • Realizar un seguimiento de tus acciones.
  • Ser disciplinado con la inversión.
  • Establecer claramente los objetivos que quieres alcanzar.

¿Qué gastos conlleva invertir en bolsa?

Incluso en aquellos casos en los que tu inversión resulte ser un éxito, no todo lo que ganes será para ti. Las entidades intermediarias suelen aplicar una serie de comisiones que van destinadas a pagar sus servicios.

Las comisiones más habituales por invertir en bolsa son:

  • Comisión por mantenimiento.
  • Comisión por custodia.
  • Comisión por intermediación.
  • Comisión por dividendos.
  • Comisión por corretaje.

El importe de las mismas dependerá del importa de la transacción y de si es nacional o internacional.

Estos gastos pueden afectar de forma notable a lo que acabarás ganando con tu inversión, así que antes de tomar la decisión de meter tu dinero en bolsa debes analizar detenidamente los gastos que lleva aparejados dicha inversión.

¿Hay alternativas a la inversión en bolsa?

Existen otras formas de ver crecer tus ahorros para alcanzar tu libertad financiera. Las más populares hoy en día son aquellas que implican invertir en bolsa de forma indirecta, que es lo que ocurre si pones tu dinero en fondos de inversión.

Estos fondos son gestionados por profesionales que se encargan de diversificar y comprar activos de diferentes sectores y países. Haciendo que tú no te tengas que preocupar por nada.

¿La bolsa es la mejor opción para aumentar mis ahorros?

Invertir en bolsa como una acción aislada no es lo que llamaríamos un plan financiero equilibrado que te pueda aportar seguridad económica a corto, medio y largo plazo. Esto requiere diversificar tus ahorros y buscar diferentes fórmulas de inversión.

Al ser un tema tan complejo te recomendamos que te apoyes en un asesor que te ayude a trazar un plan financiero que tenga en cuenta tus objetivos, tu necesidad de liquidez y la protección necesaria. Cumpliendo con los pilares básicos de toda inversión para minimizar el riesgo.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.