El blog de Pepe Promedio

Ingresos pasivos ¿qué son y qué pueden aportarte?

Seguro que leyendo sobre independencia financiera muchas veces te has encontrado con el término de ingresos pasivos. Aunque se requiere esfuerzo para crear un buen sistema de ingresos pasivos, la ventaja es que, una vez establecido, tu esfuerzo se reduce al mínimo y sigues recibiendo ingresos casi sin hacer nada. Digamos que el sistema funciona en automático.

Pero… ¿qué son exactamente los ingresos pasivos y cómo se generan? Lo cierto es que hay varias formas de generar ingresos pasivos. Si quieres generar ingresos pasivos lo primero que tienes que hacer es saber cómo funciona el dinero. Después sólo te quedará aplicar estos nuevos conocimientos para que tu dinero empiece a trabajar por ti.

New Call-to-action

¿Qué son los ingresos pasivos?

La mejor manera de definir los ingresos pasivos es comparándolos con los ingresos activos. Los ingresos activos son aquellos que generas cuando inviertes tu tiempo en un trabajo de forma activa. Es decir, que si dejas de trabajar dejas de percibir estos ingresos.

La ventaja de los ingresos activos es que son seguros. Sabes que si realizas tu trabajo debidamente, a final de mes tendrás una cantidad de dinero fija, en el caso de que seas empleado en una empresa. Lo malo también es precisamente esto, que es un dinero fijo, que tan solo puede aumentar ligeramente en caso de que te asciendan.
Dentro de los ingresos activos se pueden diferenciar dos subtipos:

  • Por un lado, están los ingresos por tiempo, en los que recibes una nómina determinada cada mes.
  • Por otro lado, están los ingresos por resultado que no son directamente proporcionales al tiempo que inviertes en el trabajo, si al resultado de este. Se producen cuando cobras por proyecto, o cuando percibes un incentivo o comisión. Entonces, ¿cuál es la forma de aumentar tus ingresos sin tener que trabajar más?

Aquí es donde entra en juego el término de ingresos pasivos. Son aquellos con los que puedes generar dinero sin trabajo. Aunque parezca imposible, muchas personas disfrutan de una total libertad financiera gracias a este tipo de ingresos. Pero eso no significa que no haya que hacer nada para conseguirlos. La clave de los ingresos pasivos está en saber aprovechar ciertas oportunidades para obtener resultados a medio y largo plazo con un esfuerzo inicial. En este caso también podemos diferenciar dos tipos:

  • Los que genera tu propio dinero como los intereses o los rendimientos de tus inversiones.
  • Los que no dependen de tu dinero, como los obtenidos al crear un servicio o un producto que con el tiempo genera unos ingresos automáticos. En este artículo vamos a centrarnos en este tipo de ingresos pasivos.

Fórmulas para generar ingresos pasivos.

Son muchas las formas de generar ingresos pasivos, aquí podrás ver algunas de ellas. En los últimos años debido al auge de internet, las fórmulas para generar ingresos pasivos han aumentado considerablemente, pero tendemos a dejar de lado aquellas que tradicionalmente veníamos utilizando y que siguen siendo muy poderosas:

  1. Marketing de afiliación: están muy de moda porque son una buena opción que beneficia a todos. Se basa en las recomendaciones, y consiste en recibir una “comisión” cada vez que una persona compra un producto o servicio de una empresa a través de ti. Por cada cliente que derivas a la compañía, la empresa te pagará un porcentaje. Es muy conocido el programa de afiliación de Amazon, aunque existen muchos otros, algunos con mayor rentabilidad. Por tu parte, lo único que debes hacer es posicionarte en un segmento de mercado concreto y captar personas que estén interesadas por el producto o servicio que ofreces. Es una versión moderna del comercial de toda la vida, que no requiere una implicación con la empresa y al que le puedes dedicar el tiempo que quieras. Si eres capaz de construir una audiencia estable, a través por ejemplo de un blog, o un canal de Youtube, los ingresos vendrán “solos”.
  2. Venta de cursos o servicios pasivos mediante un blog: se trata de tener un blog en el que escribas contenido sobre un tema que controles y que te guste. Posteriormente crea un producto pasivo (como un libro, un documento pdf o un curso por vídeos) y tras posicionarte como un experto, procedes a venderlo.
  3. Venta de cursos en plataformas: la idea es crear un curso online en una plataforma de creación de cursos y que lo publiques en tu sitio web y en tus redes sociales. Estas plataformas tienen miles de visitas de gente que busca formarse en diversos ámbitos. Si creas un curso con un contenido completo que les guste a los usuarios, tienes el éxito asegurado.
  4. Venta de tus creaciones en marketplaces: si cuentas con alguna habilidad como la fotografía, la música o la pintura, puedes generar ingresos pasivos usando este tipo de plataformas. Te haces socio de alguna de estas webs y cuando alguien compre una licencia, te generará beneficios.
  5. Crear un canal de Youtube: a medida que vayan subiendo las visualizaciones de tus contenidos, irás consiguiendo ingresos de forma pasiva a través de anuncios. La creación de canales de Youtube se ha popularizado mucho en los últimos años y, aunque hay mucha competencia, también cada vez hay más audiencia.

Beneficios que te puede aportar invertir en ingresos pasivos

La mejor parte de las inversiones pasivas es que no es imprescindible realizar una gran inversión inicial, ya que muchos de los medios que te pueden proporcionar estos beneficios son online y gratuitos o con un coste muy bajo.
Aunque la creación de una fórmula que te permita vivir de ello conlleva tiempo y esfuerzo, una vez que esté bien definido tu proyecto, te reportará unos beneficios considerables mientras tú te dedicas a otras cosas.

Puedes estar seguro de que si trabajas de forma correcta para desarrollar un modelo de negocio, estarás en el camino de alcanzar tu independencia financiera.

Pasos para generar ingresos pasivos

Lo cierto es que no hay una fórmula definida para generar ingresos pasivos, ya que existen tantas como puedas imaginarte. Es interesante por ello que busques casos de éxito de otras personas que lo hicieron antes que tú y aprendas de ellos. En cualquier caso, dependerá del tipo de actividad que vayas a realizar. Por ejemplo, en el caso del marketing de afiliación, en auge en los últimos tiempos, los pasos a seguir a grandes rasgos serían los siguientes:

  1. Darte de alta en un programa de afiliación: los sistemas de afiliación permiten a los partners recomentar productos y servicios a sus conocidos. Si se produce una venta, el partner recibe una comisión por haber recomendado. Existen miles de programas de afiliación. Para tener más éxito, busca aquellos que encajen más con tu estilo de vida y el de las personas que te rodean.
  2. .Crea tu propia página web.
  3. Redacta tus opiniones y análisis: puedes hacerlo tú mismo o contratar a un redactor para que lo haga por ti. Eso dependerá del nivel de desarrollo de tu proyecto.
  4. Posiciona tu página en los principales buscadores: debes destacar sobre tu competencia invirtiendo tiempo en ello. No servirá de nada si tu web no es visible.
  5. Haz la mayor cantidad de promoción posible en tus redes sociales, para atraer público interesado en los productos que promocionas.

El gran error de los ingresos pasivos

Como has podido comprobar, es posible ser tu propio jefe, gestionar tu tiempo como quieras y trabajar desde cualquier sitio. Pero al final muy poca gente consigue estos objetivos, principalmente por tres factores:

  1. Falta de implicación: mucha gente cree que conseguir un negocio pasivo no requiere apenas esfuerzo o sacrificio. Por eso, muchas personas empiezan con un proyecto de este tipo y abandona en poco tiempo. Esto se debe a que realmente se necesita bastante esfuerzo y la parte pasiva llega con el tiempo. Ponte a trabajar, ten paciencia y verás los resultados.
  2. Falta de confianza: el miedo al fracaso es uno de los peores enemigos del trabajo autónomo. Hay quienes tienen un buen proyecto, pero no se atreven a seguir adelante porque creen que no lo conseguirán. Se comparan con otros y creen que nunca llegarán a su altura. Lo mejor que puedes hacer es trabajar y trabajar. Verás cómo actuando es como realmente las cosas dan resultado.
  3. Exceso de prejuicios: una de las reacciones más habituales cuando alguien escucha hablar sobre ganar dinero en internet de forma pasiva, es que les suena a estafa o cuento de hadas, no acaban de creérselo. Pero lo cierto es que internet ha aportado muchas cosas a nuestras vidas que hace pocos años creeríamos imposibles. Si te pones manos a la obra te darás cuenta de que es cada vez más una realidad.

 

Conclusión

Generar ingresos pasivos no es sencillo, puede llevar inicialmente mucho tiempo, esfuerzo y riesgo, entender esto es clave. Pero los beneficios compensarán el sacrificio inicial de esfuerzo, tiempo y dinero. ¿Estás listo para empezar?

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.