El blog de Pepe Promedio

¿Controlas bien tus gastos diarios?

¿Sueles gastar dinero en cosas inútiles o innecesarias? ¿Crees que podrías ahorrar ese dinero e invertirlo en cosas que realmente necesites?

Para poder analizar tu nivel de control sobre tus gastos diarios y tomar las mejores decisiones para ahorrar e invertir de forma inteligente, debes conocer las pautas o nociones básicas de educación financiera, interiorizar hábitos personales positivos a través de un buen método y ser constante para poder beneficiarte de sus ventajas.

New Call-to-action

Lo primero es formarse

No hay que menospreciar la importancia de la formación a la hora de controlar tus gastos diarios.

Existen múltiples fórmulas para formarte adecuadamente en conceptos de educación financiera. Desde conferencias de planificación hasta talleres de ahorro familiar, la educación financiera debe potenciarse desde la niñez.

Tener una mejor educación financiera también te permitirá ser consciente de los riesgos a la hora de invertir tu dinero o pedir un préstamo. No dejes que la letra pequeña te engañe.

El mejor método para llevar a cabo la contabilidad personal

Si bien existen innumerables métodos para controlar la contabilidad personal, en este artículo vamos a centrarnos en uno en concreto, el método de ahorro japonés Kakebo.

Quizá sea una cuestión cultural, pero lo cierto es que los japoneses tienen un gran control sobre sus finanzas. ‘’Kakebo’’ significa literalmente ‘’libro de cuentas para la economía doméstica’’.

Al principio el método de ahorro se reducía a repartir el salario en diferentes sobres según los gastos que se preveían en cada ámbito, para así no sobrepasar lo esperado. Poco a poco este método ha ido evolucionando hasta adoptar la forma que tiene hoy en día.

La idea principal se basa en tener una agenda en la que debes apuntar los gastos diarios separados en categorías:

  • Gastos fijos: comida, luz, agua, transporte…
  • Gastos en ocio: restauración, compras…
  • Gastos en cultura: libros, museos, música…
  • Gastos extra: averías, regalos…

Al finalizar el mes, tienes que sumar los datos de cada categoría y realizar un balance basándote en cuatro preguntas:

  • ¿Cuánto tienes?
  • ¿Cuánto quieres ahorrar?
  • ¿Cuánto gastas?
  • ¿Qué gastos reducirás el mes que viene?

De esta forma, tendrás claro en cuál de estas categorías empleas más dinero y en cuál menos, así tendrás la información necesaria para controlar tus gastos diarios de una forma óptima.

Parece algo sin importancia, pero el hecho de ver tus gastos escritos hará que veas con mucha más claridad tus objetivos económicos, al llevar un mayor control sobre lo que realmente estás gastando.

El objetivo del método Kakebo no es más que el de ayudarte a entender tus finanzas, y de esta forma crear nuevos hábitos de consumo.

Que aplicaciones puedes utilizar para ahorrar y controlar tus gastos diarios?

Controlar tus gastos diarios nunca ha sido tan sencillo como ahora. Las nuevas tecnologías ponen a tu disposición una serie de aplicaciones para tu teléfono móvil con las que podrás registrar día a día tus gastos y tus ingresos. Verás que a lo largo del mes estas herramientas te serán tremendamente útiles para no terminar agobiado.

Estas son algunas de ellas:

  • MoneyWiz: esta aplicación es perfecta para la creación de presupuestos, el control de facturas o para prever futuras situaciones de riesgo en tu economía personal.
  • Finanzas personales Checkbook: esta aplicación es perfecta para un control detallado de tus cuentas personales. Puedes programar las operaciones habituales o postergarlas para más adelante.
  • Cuentas claras: si lo que buscas es tener un mayor control sobre tu economía doméstica, esta es tu aplicación ideal, ya que te proporciona gráficos personalizados con los que tendrás una información visual sobre tus gastos diarios, así como otras muchas funcionalidades.
  • Fintonic: es una app gratuita con la que puedes desglosar tus ingresos y gastos por categorías y hacer balances de tus finanzas.
  • Tus gastos: esta aplicación también es gratuita y es muy útil para controlar las pequeñas transacciones de la vida diaria. Te muestra incluso cuánto llevas en metálico en tu cartera, y puedes registrar hasta el gasto más pequeño.
  • Spendee: esta app te aconsejará sobre tus finanzas ya que analiza automáticamente tus gastos e ingresos para permitirte tomar las mejores decisiones posibles.
  • Pocket Money: con ella puedes controlar tu efectivo, mejorando así la estabilidad de tu liquidez.
  • Toshl Finance: con esta aplicación puedes saber a tiempo real en qué gastas tu dinero. Además, puedes establecer presupuestos para evitar gastar más de la cuenta.
  • Money: sirve especialmente para tener el control sobre tus facturas estableciendo recordatorios y alertas de pago, así como llevar el seguimiento de todas tus cuentas.
  • Daily cost: la principal novedad que presenta esta aplicación es que te permite conocer los momentos en los que tienes más gastos y por qué se han generado.
  • También, puedes usar plantillas de Excel para tener el control y visibilidad de tus gastos e ingresos. Si no sabes cómo crear una, descarga la que hemos creado para ti desde Pepe Promedio:

New Call-to-action

Ventajas de las herramientas de gestión del ahorro

Ahorrar de forma continua te va a permitir fijar metas mayores, cambiar de coche, un año sabático, una casa nueva o cumplir un sueño.

Aunque una de las cuestiones que implica el ahorro es que los resultados no se ven el primer día, si no que necesitas un tiempo determinado para conseguir tus metas, a cambio vas a obtener una serie de beneficios:

  1. Libertad, cuando consigues un objetivo mediante el ahorro y evitas aumentar tus gastos diarios, ganas libertad porque no te comprometes con obligaciones futuras.
  2. Tranquilidad, tener controlado tu presupuesto doméstico te hará llegar a fin de mes sin problemas.
  3. Satisfacción, ver crecer la semilla de tu ahorro y cuando llegue el momento poder cumplir tus metas, te provocará una gran satisfacción personal.
  4. Crecimiento, ahorrar te va a permitir no solo guardar recursos para un gasto futuro, sino, además, recibir un rendimiento por tu dinero. Tu dinero estará trabajando para ti y no al revés. Tus beneficios dependerán del instrumento de inversión o de ahorro que utilices.

Está claro que para controlar tus gastos diarios necesitas, además de una buena educación financiera, otras capacidades como sentido común, autocontrol, ser constante y un buen método. Empieza a pensar desde hoy en las ventajas de gestionar tus gastos diarios y sentirás la satisfacción por los buenos resultados muy pronto.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.