El blog de Pepe Promedio

La evolución del Euribor y sus efectos en el mercado

Ya te hemos hablado en otras ocasiones acerca del Euribor, cómo se calcula y cómo puede llegar a afectar a tu hipoteca. En esta ocasión, vamos a tratar un tema de actualidad y es que el Euribor ha marcado un mínimo histórico en el mes agosto, lo que está provocando numerosas reacciones.

Por un lado, la banca se encuentra en una dura lucha por ofrecer los productos más competitivos y, por el otro, un gran número de compradores se debaten entre contratar una hipoteca a tipo fijo o variable. 

Si estás pensando en aprovechar la bajada del mercado para adquirir una nueva vivienda, este artículo es de interés para ti. Te traemos todas las novedades y consejos útiles para que puedas escoger con inteligencia el producto que más conveniente sea para ti.

New Call-to-action

La evolución histórica del Euribor

Todos los ciudadanos que tienen o prevén tener una hipoteca deben fijarse en el Euribor y su evolución en 10 años, ya que este de este índice dependen los tipos de interés que tendrán que pagarse mensualmente. 

Este año se ha alcanzado un mínimo histórico, llegando hasta valores negativos. Su evolución en la última década no ha sido la esperada, mientras que hace 10 años su valor rondaba el 5% en el último mes este era de -0,356%, haciendo que los intereses de hipotecas a tipo variable alcancen su valor más bajo.

Mínimos históricos en el Euribor

El Euribor es actualmente el índice que más se utiliza de base para hipotecas de tipo variable. En agosto de 2019 la media de este índice se situaba en mínimos históricos con un -0,356%, alejándose de esta forma de los valores positivos esperados por los expertos para este año.

Es por eso que las variaciones del Euribor son tan significativas. La evolución de este índice en 10 años es un indicativo para aquellos que tienen o prevén tener una hipoteca de tipo variable, ya que en función de él tendrán que pagar más o menos en sus cuotas mensuales.

Media del Euribor

En las series históricas podemos observar que la media mensual del Euribor en los últimos 10 años, es de 1,63, mientras que, en los últimos 5 años, la cifra media es de 0,2.

En los últimos tiempos lo normal ha sido un Euribor bajo, negativo incluso en muchas ocasiones, consecuencia de los bajos tipos de interés y la crisis económica.

Posible evolución futura

La evolución futura del Euribor es incierta, aunque las previsiones lo siguen situando en los niveles bajos actuales aproximadamente hasta 2020, pero se espera un ligero ascenso más a largo plazo.

El bajo Euribor actual aumenta la competitividad en el mercado

La tendencia a la baja del Euribor es una constante desde el mes de febrero de 2016, habiendo alcanzado este agosto un mínimo histórico. Esto ha ayudado a disminuir la carga económica de los españoles en los últimos tiempos.

La decadencia de la economía europea ha provocado un retraso de la subida de los tipos de interés, subida que a inicios de este año parecía inevitable. Es más, puede darse incluso otra bajada como medida impulsora de la economía para fomentar el consumo.

Dada la situación actual, las hipotecas de tipo variable son más ventajosas que las de tipo fijo. 

Aun así, el mercado no está respondiendo como cabría a esperar, ya que aún con el Euribor en valores negativos, los consumidores actualmente se decantan más por hipotecas de tipo fijo. Al contrario que al inicio de la década cuando estas representaban tan solo un 10% del total de las hipotecas contratadas.

La inestable e inusual situación actual del Euribor hace que las previsiones no sean fiables, y por tanto la competitividad en el mercado ha aumentado considerablemente.

Hipoteca a tipo variable, ¿un riesgo?

Para el comprador:

Debido a la tendencia a la baja del Euribor en los últimos tiempos, las hipotecas variables están volviendo a experimentar un aumento, tras varios años de descenso significativo. Esto ha torcido los planes de los bancos que quieren impulsar las de tipo fijo, ya que supone para ellos un aumento de sus ingresos, ya que estas hipotecas son más caras al ser también más seguras para el consumidor.

Aunque el tipo variable siempre conlleva más riesgos, siempre está la opción de subrogación y el cambio a una hipoteca de tipo fijo, por lo que tal como se encuentra el mercado hoy en día, quizá valga la pena apostar por el tipo variable.

Para la banca:

La banca, como ya has visto, siempre va a recomendar los tipos fijos, argumentando una mayor seguridad, ya que, si de repente el Euribor subiera desmesuradamente, esto aumentaría el riesgo de impago de muchos usuarios. La banca siempre preferirá un tipo fijo puesto que es donde más rendimiento logran vendiendo una “mayor tranquilidad” al cliente.

Ahora que ya conoces la situación actual de este índice tan relevante en la compra de una vivienda como es el Euribor, puedes intuir que, debido a su gran descenso, es el momento idóneo para contratar una hipoteca tipo variable. 

Sin embargo, tomar una decisión en este ámbito puede ser muy difícil, pues influyen muchos factores. Por eso, lo mejor es que te tomes tu tiempo para informarte correctamente. 

En estas ocasiones, nuestra recomendación es que acudas a un experto que pueda ayudarte en este momento determinante de tu vida.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.