El blog de Pepe Promedio

La economía familiar: qué tener en cuenta a la hora de formar una familia

Cuando dos personas deciden formar una familia, la economía es uno de los factores que más preocupaciones suele causar. Vivir juntos, ya implica muchos cambios. Además de tener química, no está de más ser compatibles desde el punto de vista financiero. De ese modo, la economía familiar se sostendrá sobre unos buenos cimientos. Si vas a formar una familia, te recomendamos tener en cuenta algunos aspectos.

Cuando dos personas empiezan a vivir juntas, lo más normal es que compartan gastos. Aunque en un primer momento parece que hablar de finanzas no es muy romántico, lo cierto es que es un aspecto que no debemos pasar por alto. Vivir en pareja implica cambios en muchos aspecto, uno de ellos es el económico. Por eso, es conveniente llegar a acuerdos cuanto antes, sobre todo si pensáis tener hijos. 

New Call-to-action

Test de compatibilidad financiera

Una buena forma de abordar el tema financiero puede ser averiguar si sois compatibles desde el punto de vista económico. Para ello, os proponemos un test. Es muy sencillo, solo tenéis que responder con un sí o un no a cada una de las preguntas.

Preguntas del test de compatibilidad económica

  • ¿Habláis a menudo de vuestras finanzas?
  • ¿Conocéis vuestras costumbres de gastos?
  • ¿Hay algún secretillo financiero que debería dejar de serlo?
  • ¿Habéis hablado de cómo os repartiréis las tareas financieras en casa?
  • ¿Tenéis metas financieras en conjunto y trabajáis en ellas en equipo?
  • ¿Os habéis planteado la necesidad de tener un fondo de emergencia conjunto?
  • ¿Sabéis cómo repercutirá en los impuestos si os casáis?

Cómo interpretar el resultado

  • Si la respuesta mayoritaria es sí (al menos 5 o más), enhorabuena. Sois compatibles económicamente.
  • Si solo tenéis 4 síes, lo mejor es que trabajéis un poco más en vuestra economía familiar.
  • Si tenéis menos de 4 síes, no es necesario que salten todas las alarmas, pero sí es conveniente ser conscientes de que podría desencadenarse un problema financiero que traería de la mano un disgusto. Lo mejor es que os planteéis muy seriamente vuestras finanzas.

Plantear en pareja la economía familiar

Es raro que penséis exactamente lo mismo desde el punto de vista económico. No es necesario que así sea, pero sí deberías tener unos mínimos de compatibilidad para no llevaros sorpresas y disgustos en el futuro. 

Con base a esa compatibilidad, podéis determinar cómo gestionaréis vuestra economía familiar. Si llevaréis las finanzas en conjunto o cada uno seguirá gestionando su economía de forma independiente. 

No está de más que os planteéis si os conviene casaros y elegir un régimen económico basado en el matrimonio (como todo contrato, tiene una parte económica). ¿Sabíais que a la hora de pagar impuestos, por ejemplo, se puede elegir cada año qué forma es más conveniente? Podéis hacer la declaración de la renta conjunta o por separado.

¿Nos casamos?

En el Código Civil español se contemplan tres regímenes económicos del matrimonio:

  1. Régimen de gananciales: en este caso todas las ganancias de los cónyuges pasan a ser parte de un fondo común, son propiedad de los dos a partes iguales. En este caso, es necesario el consentimiento de ambos para vender bienes gananciales. Los bienes de cada uno de los cónyuges adquiridos antes del matrimonio son gestionados de forma independiente por cada uno.
  2. Régimen de separación de bienes: en este caso existe una independencia económica de cada cónyuge. De este modo, las deudas contraídas por cada uno serán en exclusiva responsabilidad de cada cónyuge. Cada uno aportará para sufragar los gastos familiares en función de sus recursos económicos.
  3. Régimen de participación: es quizás el menos utilizado en la práctica. En este caso cada miembro de la pareja administra de forma independiente los bienes adquiridos antes y después de casarse. Sin embargo, los esposos pueden pactar un porcentaje de participación en las ganancias del otro, no necesariamente al 50%

¿Cómo repartimos las tareas?

Además, podéis repartiros las tareas del hogar en cuanto al dinero se refiere. Gestionar el dinero de la economía familiar es una tarea más, así que conviene saber quién se encargará de cada una de las gestiones. Algunas de ellas son:

  • Comprobar de forma periódica si existen mejores formas de inversión para el dinero familiar.
  • Controlar las cuentas bancarias donde están domiciliados las facturas de los gastos de hogar, como la luz, el agua o el gas.
  • Tener efectivo disponible en casa, para lo que se pueda necesitar.
  • Llevar el presupuesto doméstico al día.
New Call-to-action

¿Tendremos hijos?

Si queréis tener hijos cuanto antes comencéis a ahorrar, mejor que mejor. Tener hijos es una responsabilidad también económica, quizás una de las más largas y exigentes que existen. Desde el punto de vista de la pareja, los hijos os harán replantearos todos los gastos. Para tenerlos previstos y controlados es muy útil hacer un presupuesto familiar. 

Como veis, la economía familiar no es algo que fluya como por ciencia infusa. Cuanta más información tengáis, mejores gestores seréis. Recordad que siempre podéis acudir a vuestro asesor financiero para que os guíe, pero ante todo, trabajad en equipo e implicad a todos los miembros de la familia en la medida en que vayan creciendo. 

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.