El blog de Pepe Promedio

Donación con usufructo: otra forma de dejar la vivienda a los seres queridos

Además de dejar en herencia la vivienda, una persona puede optar a donarla. Son múltiples los motivos que podrían empujarla a decantarse por una u otra forma. La mayoría de expertos apunta a que uno de los factores que ayudan a tomar la decisión es la conveniencia económica de una u otra opción. En este artículo exploramos la donación con usufructo y cuáles son sus posibles ventajas.

En los tiempos que corren los jóvenes cada vez tienen menos acceso a la vivienda. Por el contrario, las personas mayores son los principales propietarios de las casas. De ahí que algunos de ellos decida donar en vida su vivienda y disfrutar del usufructo. Es el caso del usufructo vitalicio, una fórmula de posesión de una propiedad de forma parcial.

¿Qué es mejor, optar con una donación en vida de tus bienes o dejarlos en herencia? La segunda opción sigue siendo la más utilizada, porque sigue siendo la menos cara, pero no siempre es la mejor opción. Descubre por qué.

New Call-to-action

Qué es la donación con usufructo

Según el Código Civil, una donación es un «un acto de liberalidad por el que una persona dispone gratuitamente de una cosa a favor de otra, que la acepta». Es decir, que esa persona que acepta el regalo debe hacerlo para que surta efecto.

Aunque parece que se trata de un regalo que no tiene ningún coste, está gravado con impuestos. Se trata de gravámenes tanto para el donante como el donatario:

  • El donante debe declarar dicha donación en la Declaración de la Renta, a no ser que se trate de su vivienda habitual y tenga más de 65 años.
  • El donatario debe afrontar el pago del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Además, si recibe en donación un inmueble urbano, deberá abonar también la plusvalía municipal.

El donante puede reservarse el usufructo de la vivienda o el bien donado y transmitir solo la nuda propiedad. En este caso, el donatario no puede disponer del bien donado hasta el fallecimiento del donante.

En este caso, la ley contempla que los gastos en los que se incurre por el disfrute de la vivienda, como el agua, la luz o el gas, debe pagarlos la persona que viva en ella; es decir, el donante. Sin embargo, los gastos extraordinarios, como las derramas comunales, serán responsabilidad del nudo propietario o donatario.

Qué es la nuda propiedad

Se trata del derecho que tiene una persona sobre una cosa de la que es propietaria pero que, sin embargo, no puede usar. En su lugar, un tercero es el que posee y disfruta el bien. Esto tiene como resultado el derecho de usufructo.

Es el caso del usufructo vitalicio que muchas personas mayores deciden adoptar cuando venden la nuda propiedad de su vivienda reservándose el usufructo. De este modo, pueden seguir viviendo en su casa pero reciben una compensación a cambio de su renuncia a la nuda propiedad.

Ventajas de la donación con usufructo frente a la herencia

Por lo general, optar por dejar los bienes en herencia resulta más barato que donarlos. Pero también hay excepciones. Donar la vivienda reservándose el usufructo puede resultar beneficioso para quien acepta la donación por dos motivos:

  • Por un lado, se puede optar a una bonificación en el impuesto de donaciones.
  • Por el otro, porque se evita de este modo que el donante cambie de opinión y modifique el testamento.

Por lo tanto, el donante debe ser consciente de que al regalar su vivienda, la pierde. En este caso, podría ser que la persona que reciba la vivienda le de un uso indeseado. 

Sin embargo, es imprescindible estudiar bien las posibilidades porque en ocasiones las circunstancias pueden ser ventajosas. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, hay una bonificación en la cuota marginal del impuesto sobre donaciones de padres a hijos. Además, si el inmueble donado tiene más de 25 o 30 años, el impacto del IRPF para el donante se reducirá significativamente, gracias a diferentes reducciones fiscales.

En caso de tener la duda sobre si resulta mejor dejar en herencia que una donación con usufructo, lo mejor es acudir a un experto. Evaluará cada caso y elegirá la mejor opción con base en la situación familiar y social del interesado.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.