El blog de Pepe Promedio

Claves para afrontar mejor un divorcio con hijos

Romper una pareja nunca es un paso fácil de dar. A la decisión de divorciarse se llega tras mucho pensar y ante la imposibilidad de solucionar los problemas. No cabe duda de que es un golpe emocional duro, y la cosa puede complicarse todavía más si se trata de un divorcio con hijos.

España es un país con un alta tasa de divorcios. Se estima que siete de cada diez parejas terminan su matrimonio cada año. Esto da lugar a importantes problemas a nivel emocional, pero también a nivel económico.

Por eso, en esta ocasión te vamos a presentar diferentes alternativas de divorcio que harán que el proceso sea más sencillo tanto para ti como para tus hijos. No olvides que, en estos casos, el bienestar de los menores debe ser lo más importante.

New Call-to-action

¿Qué factores influyen en el coste de un divorcio?

Los hijos

Tanto si son menores de edad como si son mayores de edad pero todavía están estudiando y no tienen un trabajo que les permita mantenerse por sí mismos, se establece a favor de ellos una pensión alimenticia que el progenitor con el que no convivan debe abonar mensualmente.

El importe de esta pensión depende de factores como las necesidades de los hijos y la capacidad económica del obligado al pago.

El patrimonio común

Si la pareja estaba casada en régimen de bienes gananciales, o si teniendo separación de bienes poseían bienes en común, hay que pasar por un proceso de liquidación y repartir tanto las propiedades como las deudas.

En muchos casos esto supone un gasto extra en forma de préstamos personales para cubrir la parte de la deuda compartida que quedaba pendiente, cambio de las escrituras de la casa para ponerlas a nombre de uno solo, etc.

Desequilibrio económico entre la pareja

En ciertos casos el divorcio supone un grave perjuicio económico para un miembro de la pareja, especialmente si no trabaja y se ha dedicado al cuidado de la familia.

Para estos supuestos se prevé el pago de una pensión compensatoria del cónyuge en mejor situación económica hacia el otro. Pero hoy en día estos casos se están limitando mucho y ya es raro que se establezcan pensiones de este tipo. Lo que se suele hacer si hay mucho desequilibrio es acordar que el miembro mejor situado económicamente abone una determinada cantidad al otro, finalizando así sus obligaciones económicas.

Tipos de divorcio y su coste

Divorcio de mutuo acuerdo o divorcio express

Si ambos miembros de la pareja están de acuerdo en los efectos que tendrá su divorcio (reparto de bienes, reparto de deudas, pensiones y custodia de los hijos), lo mejor es recurrir a un divorcio de mutuo acuerdo o divorcio express.

Es mucho más barato, ya que se puede hacer con el mismo abogado y procurador, y más rápido. Lo que se hace es firmar un Convenio Regulador que establece los acuerdos alcanzados. Dicho documento será luego examinado por el juez y, si estima que todo es correcto, dictará sentencia acordando el divorcio y aprobando el Convenio.

En caso de divorcio con hijos menores el proceso tarda un poco más porque debe intervenir el Fiscal. Pero nuevamente, si todo es correcto y se ha respetado el interés superior de los menores, se aprobará el Convenio firmado sin ningún problema.

Divorcio contencioso

Es un proceso largo y costoso que puede llegar a durar años. Se recurre a él cuando la relación entre los miembros de la pareja es tan complicada que no es posible alcanzar un acuerdo.

Es sin lugar a dudas el tipo de divorcio más dañino tanto para los adultos como para los hijos, haciendo que la situación de inestabilidad se prolongue en el tiempo.

¿Es igual el coste para ambos miembros de la pareja?

Si una pareja no tiene hijos, tras el divorcio pueden acordar vender todos sus bienes y repartir el dinero, en cuyo caso ambos terminan su matrimonio en tablas. Sin embargo, cuando hay hijos es normal que la persona que tiene la guarda y custodia se quede en el domicilio familiar con los menores.

Esto implica que el otro miembro de la pareja tendrá que asumir el coste extra de buscar otro lugar en el que vivir y seguir pagando la hipoteca de la casa en la que viven sus hijos. No obstante, se puede alcanzar un acuerdo en el que el miembro de la pareja que se queda en la case compre al otro su mitad.

¿Qué pasos seguir para minimizar el coste de un divorcio?

  • Intentar hacer las cosas de mutuo acuerdo. Siempre es mejor negociar y que ambas partes cedan, a iniciar un largo proceso judicial.
  • Acordar una custodia compartida. No solo es mejor para la crianza de los niños, también reduce los gastos de ambos progenitores.
  • Ser coherentes a la hora de repartir bienes y deudas, intentado que el reparto sea lo más justo posible.

Un divorcio contencioso puede llegar a tener un coste de miles de euros. Pero no se trata de mirar solo por nuestro bolsillo. Si hay niños pequeños es fundamental pensar en el bienestar de los pequeños y comprender que para su estabilidad personal y emocional siempre va a ser mejor que sus padres se lleven bien y puedan llegar a acuerdos.

Un divorcio de mutuo acuerdo es siempre mucho más rápido, económico y más sano a nivel mental para todos los implicados. 

Sea cual sea la modalidad que elijas, ten en cuenta que tras la separación tus gastos mensuales se van a ver incrementados, así que lo más recomendable es que te pongas en manos de un experto asesor financiero que te ayude a organizar tus finanzas a corto, medio y largo plazo para que consigas un bienestar económico diario.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.