El blog de Pepe Promedio

Desgravar la hipoteca: ¿qué debes saber?

Dentro de nuestra cultura financiera, existe la creencia de que amortizar la hipoteca puede suponer un beneficio fiscal.

En este artículo vamos a revisar esta creencia sobre la desgravación de tu hipoteca y para que puedas decidir hasta qué punto te interesa amortizarla anticipadamente, o existen otras opciones con las que puedes obtener más rentabilidad por tus ahorros.

New Call-to-action

Desgravación del contrato de hipoteca, ¿qué dice Hacienda?

La deducción por inversión en vivienda habitual te permite desgravar hasta el 15 % de lo que has abonado durante el año en las cuotas de tu hipoteca. Rafael Fernández Díez (Presidente Grupo Best) aporta además un dato interesante: ese porcentaje se puede aplicar sobre un límite máximo de 9.040 euros, pero asciende hasta los 18.080 euros si compartes la titularidad del préstamo hipotecario con tu pareja y hacéis declaración por separado.
Nos pone un ejemplo: si durante todo el año has pagado un total de 20.000 euros en las cuotas de tu hipoteca, puedes ahorrar un máximo de 1.356 euros en IRPF, que es el 15 % del máximo de 9.040 euros. Si haces la declaración por separado de tu pareja, podréis doblar la desgravación, que alcanzará los 2.712 euros.

¿Quién puede desgravarse la hipoteca?

Es muy importante tener en cuenta que este beneficio fiscal se suprimió en 2013, así que solo lo puedes aplicar si compraste tu vivienda antes de 1 de enero de 2013 y practicaste la deducción sobre lo pagado por la hipoteca con anterioridad a esa fecha.

¿Qué pasa con la amortización anticipada de mi hipoteca?¿También desgrava?

Si has amortizado anticipadamente tu hipoteca, es decir, si has adelantado el pago de todo o una parte del capital de tu préstamo hipotecario, Rafael Fernández Díez indica que también puedes beneficiarte de esta deducción, ya que se aplica sobre todo lo pagado por la hipoteca al año, incluyendo las amortizaciones anticipadas. Eso sí, la desgravación en este caso también estará limitada a los 9.040 o 18.080 euros mencionados.

Otros gastos hipotecarios que puedes reclamar a Hacienda

Ten en cuenta que además del capital del préstamo hipotecario, Hacienda entiende que también pueden deducirse los gastos y tributos originados por la adquisición en los que hayas incurrido, como los gastos de Notaría o del Registro de Propiedad.

Elena Martínez Fuentes, abogada del Colegio de Abogados de León, añade otra serie de deducciones que puedes hacer en el IRPF íntimamente relacionadas con la adquisición de vivienda, como es la prima del seguro de hogar y la del seguro de vida cuando están vinculados al préstamo hipotecario y ayudan a reducir el tipo de interés del mismo.

Al contrario, afirma la abogada, no podrías deducirte las segundas o posteriores hipotecas sobre tu vivienda, pues se entiende que la finalidad no es la de su adquisición. Un ejemplo podría ser una reforma, la compra de muebles, etc.

¿Te conviene amortizar anticipadamente parte de tu hipoteca?

Ahora que sabes todo lo que puedes deducirte por la adquisición de tu vivienda, te conviene valorar si te interesa amortizar una hipoteca anticipadamente (ya sea de forma total o parcial). ¿Te sale a cuenta superar ese límite de 9.040 euros anuales?. En el escenario actual de tipos bajos, el ahorro que puedes obtener con esta operación no será muy elevado, así que quizá te puede salir más rentable invertir ese dinero en un producto de ahorro/inversión durante el tiempo que te quede hasta el vencimiento de la hipoteca cuyo retorno será mayor que el dinero que te ahorrarías en intereses.
De este modo, si contrataste tu hipoteca antes de 2013, te conviene realizar la siguiente reflexión:

  • Por un lado, desgravar hasta el límite máximo de 9.040 euros anuales, ya que te vas a poder deducir el 15% de ese importe.
  • En segundo lugar, si estás en posición de amortizar anticipadamente una cantidad mayor, tendrás que comparar qué cantidad te desgravarás en intereses, frente a cuánta rentabilidad podrías conseguir invirtiendo ese dinero. Mientras los tipos de interés hipotecario se encuentran en mínimos históricos (con un Euribor en negativo y entre el 1 y el 2% de interés),con un producto de inversión puedes obtener rentabilidades de más del 5%. Parece que merece la pena hacer el cálculo, ¿no crees?

Si te encuentras entre las personas que contrataron su hipoteca con fecha posterior al 2013, entonces no tienes derecho a la desgravación, por lo que tu pensamiento debe dirigirse a comparar el ahorro en intereses de la hipoteca frente a la rentabilidad de otro producto financiero del mercado.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.