El blog de Pepe Promedio

Aspectos básicos de la cotización de autónomos

La cotización de los autónomos es una cuestión que preocupa a todos aquellos que están pensando en emprender. Esto se debe a que, en general, existe bastante desconocimiento sobre este tema.

Si quieres montar tu negocio o ya estás en ello pero no tienes muy claro cómo funcionan las cotizaciones, este artículo te va a interesar. Resolveremos todas tus dudas.

New Call-to-action

Base de cotización para autónomos

Si estás realizando un trabajo por cuenta propia tienes la obligación de cotizar por él desde el primer día. Una de las grandes diferencias con el trabajo por cuenta ajena es que, como autónomo, tú eres el responsable de cumplir con la obligación de cotización. Mes a mes debes ingresar en la Seguridad Social la cantidad correspondiente de cuota de autónomos.

Hoy en día la forma más sencillo de hacerlo es domiciliando el pago en tu cuenta corriente. La Seguridad Social se encargará de efectuar el cobro el último día hábil de cada mes.

Base máxima y mínima

La base de cotización se determina en atención a los ingresos estimados del autónomo. En este caso el mínimo mensual se estima en 944,40 € y el máximo en 4.070,10 €.

Antes de iniciar tu actividad debes estimar cuánto vas a ganar más o menos con ella (tranquilo, si es necesario, puedes cambiar tu base de cotización a lo largo de tu vida como autónomo). En base a esa cantidad la Seguridad Social establece la cuota que debes pagar.

En 2019 los autónomos que opten por la base de cotización mínima pagan cada mes a la Seguridad Social 283,3 €.

Bonificaciones para autónomos

Para una persona que acaba de poner en marcha su negocio pagar casi 300 € al mes en concepto de cotización puede suponer un importante lastre para conseguir el éxito.

A fin de incentivar el autoempleo existe desde hace tiempo la conocida como tarifa plana para autónomos. En la actualidad aquellos que se den de alta en el Régimen de Trabajadores Autónomos pagan únicamente 60 € al mes durante los 12 primeros meses de actividad.

Algunas Comunidades Autónomas han regulado también esta cuestión y extienden la tarifa plana hasta los 24 meses. Así que conviene que te informes bien sobre si en tu lugar de residencia se están aplicando estas ayudas.

Otras ayudas para autónomos

En los últimos años la cotización para autónomos ha aumentado bastante, pero a cambio se han incrementado las ayudas y prestaciones a las que tienen acceso estos profesionales.

Desde principios de 2019 los autónomos que sufran una enfermedad profesional o un accidente de trabajo cobrarán la prestación correspondiente desde el primer día de la baja y en caso de incapacidad temporal podrán dejar de pagar la cuota de autónomos a partir de los 61 días de baja y hasta el momento del alta.

Se establecen más facilidades para acceder a la formación continua y se facilita el acceso a la prestación por cese de actividad, que pasa a ser de 12 a 24 meses.

Gestiona bien tu economía para alcanzar el éxito

Está claro que para ser autónomo tienes que asumir una serie de costes, pero también hay gastos deducibles que te ayudarán a pagar menos. En cualquier caso, es fundamental que sepas gestionar bien tus finanzas para que todo el tiempo invertido en tu negocio sea realmente rentable. Por eso, quizá sea buena idea ponerte en manos de un experto en finanzas que pueda asesorarte.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.