El blog de Pepe Promedio

Cómo repartir una herencia: pasos a seguir

Cuando muere un ser querido, el golpe emocional es muy difícil de soportar. Por si eso no fuera poco hay que encargarse de cierto papeleo. Uno de esos trámites tiene que ver con la herencia. Se trata de una situación que suele ocasionar diferencias entre las personas que tienen derechos sobre ella. Los conflictos por herencias son más comunes de lo que nos gustaría.

Para que no pases por alto ningún detalle y evites incómodos altercados al repartir una herencia entre hermanos, en este artículo te contamos cómo repartir una herencia y qué pasos debes dar para gestionar de forma eficaz una situación como esta.

New Call-to-action

¿Qué es una herencia?

Antes de abordar el tema que nos ocupa, cómo repartir una herencia, es conveniente determinar qué es un herencia. El Código Civil, en su artículo 659, explica que «una herencia son todos los bienes, derechos y obligaciones de una personas que no se extinguen por su muerte».

¿Qué tipos de herencia hay?

Aunque existen varias formas de heredar o dejar herencia, diferenciaremos los dos supuestos básicos: que haya testamento o no.

  • Herencia con testamento: en este caso, la persona que deja en herencia determina en vida cómo se reparten los bienes entre sus hijos. A la hora de hacer testamento, se debe tener en cuenta que no todos los bienes serán heredados por los hijos. Según la ley, una herencia se divide en tres partes iguales:
  • La legítima: es el tercio que se destina a partes iguales entre los hijos de la persona fallecida.
  • La mejora: se trata del tercio que se destina también a los descendientes, pero la persona que hace testamento puede distribuirlo de la forma que desee.
  • La libre disposición: este tercio es el que la persona que deja en herencia puede destinar de la forma que quiera.
  • Herencia sin testamento:si la persona no deja testamento en vida, se repartirán los bienes de manera igualitaria y heredarán hijos, padres y el cónyuge del fallecido.

El testamento

Para que los tercios en los que se divide una herencia queden resueltos debe existir un testamento. Se trata de una escritura pública firmada ante notario con el que toda persona puede determinar cómo quiere que se repartan sus bienes cuando ya no esté.

Es un trámite relativamente sencillo y barato, entre 38 y 50 euros según el Consejo General del Notariado. Si consultas con tu asesor financiero es más que probable que te aconseje que se haga testamento siempre. Si no se reparten los bienes mediante testamento, se aplica al conjunto el sistema de reparto de la legítima y es ahí donde pueden surgir los conflictos.

¿Sabías que toda persona puede hacer todos los testamentos que quiera? A pesar de ello, solo el último será válido. Este testamento se custodia en la notaría en la que se tramitó durante 25 años y después en el archivo notarial correspondiente. Son los herederos los que deben interesarse y reclamar en la notaría, o el archivo, el testamento.

Pasos para obtener una herencia

En el caso de que vayas a heredar es importante que sepas los pasos que hay que dar para lograr se liquidación.

  1. Obtener los certificados necesarios. Son tres:
    • Certificado de defunción. Debe solicitarse en el Registro Civil en el que esté inscrita la persona fallecida. Se puede solicitar de forma presencial en el registro, por vía postal o telemática.
    • Certificado de últimas voluntades. Se solicita en el ministerio de Justicia de forma presencial, por correo o por internet.
    • Certificado de seguros con coberturas de fallecimiento. La solicitud no puede hacerse hasta que no hayan transcurrido 15 días hábiles desde el fallecimiento. Si el deceso es anterior a abril de 2009 o se inscribió en un juzgado de paz se deberá solicitar de forma presencial. Si no, puede hacerse de forma telemática.
  2. Obtener una copia del testamento. Esta debe ser autorizada por la propia notaría en la que se hizo el testamento y se puede hacer de forma presencial o a través de un apoderado.
  3. Declarar a los herederos. En el caso de que no haya testamento se debe acudir a una notaría o al juzgado para solicitar la declaración de herederos. Para este trámite es necesario contar con dos testigos.
  4. Realizar el inventario de los bienes y deudas que componen la herencia. Se trata de saber qué bienes dejó el fallecido y cómo se repartirán. 
    • En el caso de bienes inmuebles se pueden localizar pidiendo notas de bienes a nombre de la persona fallecida en el registro de la propiedad. También puede hacerse mediante certificaciones catastrales.
    • Los saldos bancarios se averiguarán en las entidades bancarias. La última declaración del IRPF de la persona fallecida también es una fuente de información para saber en qué bancos tenía cuentas, depósitos u otros productos financieros.
    • Se determinará en la jefatura provincial de tráfico la titularidad de los vehículos del fallecido.
    • En cuanto al ajuar doméstico y los bienes muebles de la persona fallecida es normal que sean para el cónyuge. Todos excepto las joyas y los objetos de valor extraordinarios. Fiscalmente se valora como el 3% del valor total de la herencia.
  5. Obtención del documento de partición de herencia. Este documento también recibe el nombre de cuaderno particional y guarda una relación de todos los interesados en la herencia, el inventario de bienes y las posibles deudas del fallecido. También contempla las adjudicaciones de cada heredero. El cuaderno particional debe ser firmado por todos los interesados.
  6. Liquidación de impuestos. Deben liquidarse el impuesto de sucesiones y donaciones. Para ello, existe un margen de 6 meses a contar desde la fecha del deceso. En el transcurso de los 5 primeros meses se puede solicitar un prórroga por otros 6 meses. Otro impuesto que se debe liquidar si se heredan inmuebles es el conocido como plusvalía municipal que grava el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana.

¿Quiénes pueden heredar?

Para que no haya problemas a la hora de determinar cómo repartir una herencia entre hermanos hay que tener en cuenta algunos datos. Pueden optar a la legítima, pero hay factores que hacen que la otra parte de la herencia:

  • Cuando sobreviven los padres, estos reciben parte de la herencia.
  • Cuando sobrevive la pareja también tiene derecho a reclamar una parte de la misma.
  • La presencia de la parte de libre disposición. A esta parte no tienen derecho los hijos. Si existe testamento y queda reflejado que la persona fallecida deja parte de sus bienes a asociaciones, proyectos u otros beneficiarios, esta parte no podrá ser en ningún caso para la familia.

De este modo, repartir una herencia entre hermanos reduce considerablemente la cuantía que recibirá cada uno. Solo recibirán el tercio de la herencia, a no ser que el fallecido haya establecido el tercio de la mejora a repartir entre los hermanos.

Si el testador desea que un hijo no herede debe haber un testamento escrito. De no ser así, por ley recibirá la parte que le corresponde. Para desheredar a un hijo se debe demostrar con pruebas que aleguen que dicha persona quede fuera de la herencia. Las razones por las que se puede desheredar son las que siguen:

  • Intento de calumnia al padre o madre y existe una sentencia.
  • Intento de asesinato de testador.
  • Si en caso de necesitarlo no se hace cargo del padre o madre. Se considera también negligencia por omisión.
  • Si no tiene relación alguna con los padres.

¿Cómo repartir una herencia entre hermanos?

Para repartir una herencia entre los hermanos que tienen derecho a ella es necesario completar una serie de pasos:

  1. Enumerar los bienes que el testador dejará en herencia.
  2. Valorarlos para saber su precio real.
  3. Repartir los bienes de forma equitativa.
  4. Tras todo ello, el tercio de mejora se otorgará a los hijos tal del modo en que se refleje en el testamento.
  5. Después es el turno del tercio de libre disposición que se otorgará a la asociación u institución que el testador desee.
  6. Es el momento de demostrar el derecho a desheredar mostrando documentos que lo acrediten.
  7. Por último, es el momento de ejercer el derecho a cambiar el testamento siempre que se esté en plenas facultades mentales.

¿Qué ocurre si no existe un acuerdo para la repartición de la herencia?

Los beneficiarios de una herencia para la que no se ha llegado a un acuerdo de reparto entre los hermanos deben solicitar la partición judicial de la herencia. Pueden solicitar esta partición los herederos, los legatarios si sus porcentajes de la herencia son al menos iguales a la parte alícuota, también el viudo o viuda. Se requerirá la participación de abogado y procurador.

Para ello, el solicitante acudirá al juzgado de primera instancia correspondiente al domicilio de la persona fallecida o donde estén ubicados la mayor parte de sus bienes.

Ahora que conoces las bases por las que se reparte una herencia los trámites pueden ser más diligentes. El proceso no dejará de ser duro, dada la carga emocional. Además, te recomendamos que te dejes asesorar para poder llevarlo todo de la mejor forma posible y que la gestión sea, también, eficiente.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.