El blog de Pepe Promedio

Cómo ahorrar en la compra: mejora el bienestar financiero de tu hogar

¿Realmente se puede ahorrar en la compra del supermercado? Aunque te parezca que es un mito: sí, se puede. No es una leyenda urbana. Ahora bien, habrá que emplearse a fondo y no escatimar en esfuerzo y tiempo para planificar y reflexionar. Pero recuerda que todo esfuerzo tiene su recompensa.

El gasto en alimentación es uno de esos gastos imprescindibles (de esos impepinables) que es necesario reflejar en el presupuesto familiar. Según el Informe de consumo de alimentación en España del año 2017, que elabora el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, cada persona al año gasta una media de 1.480 euros en alimentos.

La partida de alimentación es la segunda en el presupuesto familiar español medio según la Encuesta de presupuestos familiares que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es un gasto imprescindible, pero eso no significa que no lo podamos optimizar. Ahorrar en la compra es posible; en este artículo te explicamos cómo.

New Call-to-action

¿Por qué debes ahorrar en la compra del hogar?

Dice mucho de nuestra cultura que repitamos ese pequeño mantra que reza más o menos así: «en las cosas del comer no hay que escatimar en gastos». Relacionamos un mayor gasto en alimentación con el hecho de que esta sea sana y de calidad. Comer alimentos sanos no va unido a que estos sean más caros; es más, por lo general los productos más baratos suelen ser los menos procesados y de temporada, que a la postre son los más saludables.

Cuidar los gastos a la hora de comprar en el supermercado favorecerá el ahorro mensual de la familia, ya que el gasto en alimentación es imprescindible y uno de los más importantes. La idea es establecer hábitos financieros y, de paso, de consumo responsable que te guíen hacia la libertad financiera.

Trucos para lograr el ahorro

  • Lleva siempre al supermercado una lista de la compra. El método de la lista es fundamental. Si llegas al supermercado sin un plan, terminarás deambulando por el supermercado llenando el carrito de alimentos y productos que realmente no necesitas. Para evitarlo, planifica muy bien la compra y haz una lista lo más detallada posible. Esto tiene que ir de la mano con la planificación semanal o mensual del menú. Solo necesitarás algo de tiempo para establecerlo y además de asegurar el ahorro, puedes aprovechar para favorecer la salud familiar basándote en una alimentación sana y equilibrada (que además repercutirá en ahorro de los gastos sanitarios). Puedes probar algunas páginas web de supermercados que permiten confeccionar listas online, con el aliciente de finalizar el proceso de compra desde la comodidad de tu casa y recibir el pedido sin necesidad de
    moverte (ahorro al cuadrado).
  • Adquiere marcas blancas o genéricas. Apostar por las marcas blancas siempre tiene premio. Hay estudios que establecen que el ahorro puede oscilar entre el 35 y el 45% de la compra. No es necesario elegir todos los productos de marca genérica, pero sí piensa bien en qué marcas están realmente aportando valor.
  • Utiliza comparadores o listas de supermercados más económicos.¿Sabes cuál es el supermercado con los precios más bajos por cada zona? Es fundamental comparar para saber qué establecimiento ofrece las mejores ofertas. Aunque también debes tener en cuenta el gasto en el que incurres si debes desplazarte mucho para hacer la compra. Es importante fijarse en aquellos establecimientos especializados en productos que pueden resultar más baratos que en otras tiendas. Por lo general, será más barato comprar los productos frescos y de temporada (y a granel) en el mercado de abastos municipal más cercano a tu domicilio; y los ultramarinos en un supermercado que te permita disfrutar de ofertas y descuentos especiales del tipo 3×2. Los comparadores online pueden ser grandes aliados para estudiar las diferencias de precios de un mismo producto en diferentes supermercados. Soysuper o Carritus son algunos ejemplos.
  • Establece un límite en el gasto de la compra semanal o mensual. Atendiendo al presupuesto familiar, puedes establecer un límite de gasto o una partida fija destinada al supermercado. De este modo, optimizarás mejor la compra.
  • Aprovecha los descuentos de las tarjetas de fidelización. Muchos establecimientos tienen cupones descuento para clientes habituales. Es buena idea adquirir este tipo de tarjetas y estar pendiente de las promociones y ventajas en cada momento. Además, si tienes la posibilidad de almacenar en casa, siempre puedes aprovechar ofertas para productos no perecederos.
  • Consume productos de temporada y de cercanía. Además de ahorrar este tipo de hábito de consumo responsable contribuye a la sostenibilidad de la economía, al cuidado del medio ambiente y, en general, el de toda la comunidad.
  • Únete a un grupo de consumo. Este punto está íntimamente ligado con el anterior. Los grupos de consumo son grupos de personas que se unen para adquirir de forma colectiva productos que consumen pero no producen. El trato se hace directamente con el productor, lo que permite establecer fechas de entrega. Por lo general, estos grupos están ligados a productos de alimentación, pero poco a poco empiezan a formarse grupos para satisfacer otras necesidades como el aseo personal, la limpieza o el vestido.

New Call-to-action

¿Cómo favorece a tu economía familiar la reducción del gasto en la compra?

Reducir el gasto del supermercado, al ser uno de los gastos más abultados del presupuesto familiar, repercutirá en sanear y optimizar nuestra economía. Recuerda que debes trabajar esta estrategia desde el marco de la creación del presupuesto familiar.

El ahorro que se produce al reducir el gasto en la compra semanal o mensual podemos destinarlo para otros gastos o para ese colchón financiero que siempre viene bien tener para imprevistos.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.