El blog de Pepe Promedio

Cheque guardería: lo que debes saber

Con la vuelta al cole acechando en el calendario, las familias ya están con la calculadora en la mano haciendo una previsión de gastos que cada año se hace más cuesta arriba. Matrículas, uniformes o ropa y calzado, libros, actividades extraescolares, etc., una auténtica partida de gastos que no viene mal deducir de alguna manera. Para todas las madres con hijos menores de 3 años esa posibilidad se llama cheque guardería. En este artículo te explicamos en qué consiste.

Cómo se solicita el cheque guardería

El cheque guardería, como se le conoce popularmente, es en realidad un mecanismo que permite a las madres trabajadoras deducirse hasta 1.000 en su declaración de la renta por los gastos derivados de la escolarización de sus hijos.

Es importante señalar que no existe un tope de renta máximo para poder aplicar la deducción. Por otro lado, aunque se hable de madre trabajadora con hijos menores de 3 años, el beneficio que supone el cheque guardería también está disponible para la persona encargada de la custodia del menor, ya sea la madre, el padre, el abuelo, etc.

New Call-to-action

Requisitos para solicitar el cheque guardería

Para saber si puedes solicitar la ayuda que supone el cheque guardería, revisa los siguientes requisitos:

    • Pueden pedir el cheque guardería solo las madres que tengan hijos menores de 3 años.
    • Por lo tanto, deben estar dadas de alta en el régimen de la seguridad social correspondiente.
    • Haber tenido gastos en guarderías o centros de educación infantil autorizados por custodia del hijo o hijos menores de 3 años.
    • Los centros autorizados pueden ser públicos o privados en los que la madre tenga un gasto de forma periódica.
    • Se tendrá en cuenta el pago que realice la madre como el que realiza el otro progenitor, o adoptante, tutor o padre de acogida, sin que se tenga en cuenta la forma en la que se realiza dicho pago. 
    • Hay que tener en cuenta que si es la empresa para la que trabaja la madre quien paga la cuota de la guardería o centro de educación infantil, no se tendrá derecho a nada, al menos de forma íntegra. Lo mismo ocurre si se ha recibido otro tipo de subvención. 
  • Se pueden deducir los gastos de matrícula y de las cuotas de horario general y horario ampliado, como el horario de comedor o de las clases matinales.

Cuantía del cheque guardería

Aunque hablamos de cheque guardería de 1.000 euros, no es esa la cantidad a cobrar. Se trata del tope. La cuantía exacta se calculará hallando la proporción entre:

    • El número de meses en los que el menor ha estado asistiendo al centro de educación infantil.
    • El importe total de ese gasto.
  • Las cotizaciones y cuotas aportadas a la Seguridad Social por la madre.

Obligaciones de la guardería o centro infantil

Los centros educativos infantiles y guarderías autorizados están obligados a cumplimentar el modelo 233: Declaración informativa por gastos en guarderías o centros de educación infantil autorizados.

Es decir, el centro debe informar a la administración pública de los gastos que se puedan deducir. En esta declaración, además, se adjuntan los siguientes datos:

    • Identificación de la madre: nombre y apellidos y NIF.
    • Identificación del otro progenitor: nombre y apellidos y NIF.
    • Identificación del menor de tres años: nombre, apellidos, fecha de nacimiento y NIF si lo tuviese. 
    • Se incluyen también los menores de 3 años que vayan a cumplir esa edad en el ejercicio para el que se solicita la ayuda. En ese caso, se debe incluir la información de los meses posteriores después de cumplir los 3 años y hasta el mes anterior a aquel en el que el menor comience el segundo ciclo de educación infantil.
    • Se cuantifican los meses completos en el centro infantil o guardería.
    • Los gastos anuales pagados al centro o guardería, independientemente de que haya sido sufragada por la empresa de alguno de los padres.
  • Se indicará el importe subvencionado en caso de haberlo y que haya sido pagado directamente al centro o guardería.

Recuerda que si tienes cualquier duda o no sabes si tu situación es apta para pedir la ayuda, puedes acudir a tu asesor financiero. Con su ayuda y la información con la que ya cuentas, lograrás aprovechar todos los mecanismos y herramientas pensadas para ayudar a las familias. ¡No dejes pasar la oportunidad!

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.