El blog de Pepe Promedio

Tipos de cheque bancario

Hoy nos toca hablar del cheque bancario y de sus tipos para que los conozcas y tengas más opciones a la hora de ordenar tus pagos.

En la actualidad, más del 2% de los pagos que se realizan en España se hacen a través de cheques bancarios. Pese a que la tendencia es que se utilice cada vez menos en detrimento de otros medios de pago electrónicos o transferencias, es necesario conocerlos.

New Call-to-action

¿Qué es el cheque bancario?

Un cheque bancario es un documento de pago mediante el cual una persona física o jurídica lo emite (también llamado librador) dando la orden a una una entidad bancaria (o librador) que será el que tenga que pagar la cantidad asignada a otra persona o empresa, que será el beneficiario del cheque.

En definitiva, se trata de un documento que emite una persona a otra para que esta cobre una determinada cantidad de su banco.

Tipos de cheques bancarios

Según la forma de emisión del cheque, este puede ser:

  • Al portador: la persona que entregue el cheque al banco será la beneficiaria y podrá cobrar la cantidad que en él se indique.
  • Nominativo: cuando se indica en el propio cheque la persona física o jurídica que puede cobrarlo, es decir el único beneficiario será la persona que aparezca en el documento.

Los cheques nominativos pueden clasificarse a su vez en:

  • Cheque a la orden: este tipo de documento permite el cobro del mismo por una tercera persona, es decir, se puede endosar. Debe especificarse en el cheque bancario que se trata de un cheque a la orden.
  • No a la orden: sólo se podrá cobrar por el beneficiario que indique el documento, es decir, no se puede endosar. Si no se especifica si se trata de un cheque bancario a la orden o no, se entenderá que es a la orden y por tanto, se podrá endosar.

Como ves, puede resultar un poco peligroso perder un cheque y pueden dar lugar a algunos conflictos con el tema de poder ser endosados, pues puedes llegar a perder el control de quién es el beneficiario final de tu cheque bancario.

Para evitar estas situaciones y poder seguir el rastro del dinero que se va a pagar, existen estas modalidades de cobro:

  • Cheque cruzado: si se hacen dos rayas paralelas sobre el cheque, esto evitará que el importe del mismo pueda ser cobrado en efectivo. Este tipo de cheques sólo podrán ser cobrados si se ingresan en cuenta. Así siempre habrá una manera de poder identificar al beneficiario final del dinero.
  • Cheque conformado: en este caso el banco avala la solvencia del emisor, o dicho de otra manera, el banco responde por el importe del cheque bancario. En el momento de emitir este cheque, el banco bloquea la cantidad de la cuenta del emisor para garantizar el pago. Estos cheques son muy habituales cuando se realiza una compraventa de una vivienda con un préstamo hipotecario. En el momento de la firma de la compraventa ante notario, el banco entrega un cheque conformado a su cliente y este paga al vendedor con el mismo.

Si estás interesado en utilizar cheques bancarios para hacer tus pagos te recomendamos que consultes las condiciones en tu entidad financiera.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.