El blog de Pepe Promedio

Asesoría laboral: cuándo la necesitas

¿Has pensado en contratar una asesoría laboral externa? Si eres autónomo o tienes una pyme, la contabilidad puede volverse una labor compleja. No solo es necesario llevar las cuentas al día, debes estar al tanto de las leyes y otros conocimientos específicos. Por lo tanto, quizás es buena idea contratar un servicio de asesoría laboral que te facilite la tarea. Para que conozcas cuando es útil contratar este servicio y qué obtienes a cambio, hemos preparado este artículo.

Si tienes un negocio, o estás a punto de emprender, pero todavía no sabes si quieres externalizar o no la asesoría laboral, sigue leyendo. Te contamos todo lo que debes saber sobre la asesoría laboral externa: cuándo es una buena idea contratarla y qué tareas desempeñan.

New Call-to-action

Asesoría laboral: más allá de la contabilidad

La gestión laboral es una de las tareas más relevantes que debe llevar a cabo una empresa. Sin embargo, no siempre las pymes o medianas empresas (incluso un autónomo que tienen contratados trabajadores) tienen la capacidad para tener en plantilla personal destinado a estas tareas.

Además, esta labor es tan importante que requiere también que las personas encargadas de la gestión laboral sean de tu entera confianza. Por supuesto, deben conocer a la perfección el trabajo para llevarlo a cabo sin errores de ningún tipo.

Algunas personas creen que las tareas de una asesoría se limitan a la contabilidad; pero van mucho más allá. Por eso, contratar una asesoría laboral externa es una muy buena idea si estás empezando un negocio. Aunque no te lo parezca, ahorrarás en costes y tendrás acceso a un asesoramiento especializado.

En qué consiste la gestión laboral en una asesoría

Podríamos decir que una de las funciones más importantes de la asesoría laboral es acompañar y asesorar a sus clientes para resolver todas las dudas que puedan surgirles en referencia a sus negocios. Además, la asesoría laboral se encarga de la gestión contable y financiera (y otras tareas que pueden contratarse).

Una asesoría laboral se encarga de todo aquello que tiene que ver con la economía de la empresa: las nóminas, dar altas y bajas en la seguridad social de los trabajadores, la declaración trimestral del IVA, la declaración de la renta… y un sinfín de tareas que dejas de hacer para poder encargarte de lo que realmente te importa: las ventas de tu negocio.

Ámbitos de trabajo de un asesor laboral

Un asesor laboral puede trabajar para una asesoría grande, o bien puede ser freelance. En cualquier caso, puedes encontrar en el mercado muchas opciones. Eso sí, ten en cuenta que tu asesor laboral debe controlar las tareas específicas de diferentes ámbitos:

  • Relaciones laborales: contratos, nóminas, vacaciones, horas extras, supervisar los derechos y deberes de los trabajadores…
  • Seguridad social: despidos, jubilaciones o decesos, retenciones de IRPF, formas y tipos de pagos de los salarios, expedientes de regulación de empleo…
  • Derecho procesal: asesoría extrajudicial y judicial.
  • Prevención de riesgos laborales.

Principales funciones de un asesor laboral

Estas son las principales funciones de un asesor laboral:

  • Se encarga de las tareas burocráticas.
  • Debe ser capaz de reducir los costes de la empresa para lograr el máximo beneficio posible.
  • Asesoría en temas de legislación laboral.
  • Tramitará los seguros sociales, los salarios de los empleados y las contrataciones.

Por poner algunos ejemplos, un asesor laboral se encarga de asesorar sobre la jubilación de un trabajador, mediar entre la empresa y el empleado en una baja laboral, gestionar incapacitaciones o invalidez después de un accidente (sea o no laboral, pero afecte a un trabajador).

También tramita los seguros sociales, se encarga de que los contratos de trabajo estén dentro del marco legal vigente, negocia los convenios laborales con los trabajadores, gestiona las nóminas, tramita un concurso de acreedores, gestiona las deudas, y un largo etcétera. Como ves, son tareas de toda índole; algunas más agradables que otras.

Cuándo es recomendable contratar una asesoría laboral externa

En el caso de las pequeñas y medianas empresas, una asesoría laboral es mucho mejor plan que tener en plantilla un gestor y sus auxiliares. Las asesorías cuentan con paquetes de servicios que incluso pueden personalizarse. De esta manera, te garantizas cubrir las tareas que no puedes realizar a un buen precio. Quizás, en los primeros pasos de tu negocio puedan afrontar algunas de estas tareas.

Sin embargo, conforme crece la empresa, también lo hará la plantilla y la gestión laboral irá en aumento. Es entonces cuando un servicio de asesoría laboral te ahorrará muchos quebraderos de cabeza. Además:

  • Logrará optimizar la eficiencia y la gestión empresarial de tu negocio.
  • Ahorrarás dinero.
  • Reducirás de un modo significativo los riesgos que se derivan de una mala gestión.

Qué conocimientos debe tener un gestor laboral

Un profesional que se dedique a la asesoría laboral debe tener unos conocimientos básicos para poder ejercer. A continuación, se exponen los conocimientos que todo asesor debe tener:

  • Amplios conocimientos de derecho laboral. Es el responsable de que la empresa cumpla con todos los requisitos legales para operar. Por eso, debe conocer la ley, tanto autonómica y local, como a nivel nacional e, incluso, internacional.
  • Habilidades para elaborar políticas laborales rentables para la empresa. Por así decirlo, un gestor debe ser capaz de elaborar una hoja de ruta que guíe a la empresa en cuanto a contrataciones y despidos, y asesorar sobre las posibles ayudas y subvenciones públicas.
  • Cómo ejercer de representante legal. El asesor laboral es el representante legal de la empresa y figura así cante las autoridades judiciales. También es el encargado de atender las diligencias propias de una inspección de trabajo.
  • Conocimientos sobre gestión de deudas, garantías, bienes…
  • Cómo ejercer de mediador en conflictos laborales. El asesor también es experto en mediación y resolución de conflictos en el ámbito laboral. Debe encargarse de encontrar la mejor solución para el trabajador y la empresa; o entre ésta y la administración pública. 

Como has podido comprobar, existen muchas tareas en un negocio que se pueden gestionar internamente; sin embargo, otras requieren una especialización tal que requerirá los conocimientos de un gestor laboral. En un pequeño negocio, o una empresa que acaba de empezar su andadura, tener empleados dedicados a estas labores es muy caro. Por eso, una buena idea es contratar un servicio de asesoría laboral externa.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.